El Principado invierte 34.500 euros en ampliar las urgencias del Hospital San Agustín

Publicado 25/10/2018 16:50:55CET

AVILÉS, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad ha iniciado las obras de mejora y reorganización del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario San Agustín, en Avilés, con una inversión de 34.500 euros. "Este tipo de intervenciones son complejas, porque nos obligan a simultanear las obras con la asistencia y, en este caso, nos impide actuar en todo el espacio disponible al mismo tiempo", ha señalado el consejero de Sanidad, Francisco del Busto.

El consejero ha visitado este jueves las obras, que concluirá antes de fin de año, y favorecerán la mejora de la asistencia que se ofrece a la población y un uso más adecuado de los espacios, con una distribución más funcional y confortable.

Las obras han comenzado por la zona de Psiquiatría, donde se creará un espacio diáfano y se habilitarán dos nuevas consultas, y continuarán por Pediatría, donde se creará una sala de espera específica.

Además, las habitaciones que actualmente utiliza el personal facultativo de guardia se trasladarán a otra zona del hospital. De este modo, el hueco que quedará libre se transformará para acoger una nueva consulta y aumentar el área de sillones para tratamientos, donde se habilitará un espacio acristalado.

El centro ha acondicionado también dos habitaciones de hospitalización para personas con movilidad reducida. Las obras, ejecutadas este verano, han supuesto una inversión de 7.600 euros.

Del Busto también ha visitado la sala de cuidadores, un espacio acondicionado en la sexta planta que persigue aumentar la "humanización de la asistencia" y dar respuesta a las necesidades de las personas que ejercen de cuidadoras informales de pacientes ingresados con un alto grado de dependencia. La zona facilita el descanso y propicia la interacción entre personas que viven situaciones similares.

Aparte de esto, la visita del consejero, ha servido para conocer que el hospital avilesino cuenta con un nuevo equipo de tomografía axial computarizada (TAC) de última generación, que contribuirá a mejorar los tiempos de espera para este tipo de pruebas.

El escáner, igual a otro ya instalado en el servicio de Radiodiagnóstico, dispone de aplicaciones clínicas que permiten llevar a cabo una amplia variedad de estudios. Su principal ventaja es el sistema de reducción de dosis. Así, el equipo se adapta a las características físicas de cada paciente utilizando la mínima radiación necesaria para la exploración, lo que supone un salto cualitativo en el cuidado de los usuarios.