El Principado preveía hace un año recaudar 69 millones más por impuestos indirectos

Publicado 13/12/2014 18:34:43CET
Billetes, monedas, euros, euro, dinero
EUROPA PRESS

OVIEDO, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de ley del Principado de Asturias de presupuestos generales para 2015 contempla una recaudación total de 1.285,6 millones por impuestos indirectos, una cantidad que supera en 69 millones a los 1.216,4 millones del proyecto que había elaborado el Gobierno para 2014 y que finalmente fue rechazado. El incremento es de un 5,7 por ciento.

El dato no ha pasado desapercibido para CCOO quien esta misma semana ha publicado un informe en el que ha analizado las cuentas regionales y ha criticado que este tipo de impuestos aumenten su importancia frente a la imposición directa, porque eso supone un sistema "menos equitativo".

En el documento, recogido por Europa Press, CCOO basa esa afirmación en el hecho de que los impuestos indirectos son "regresivos", ya que no tienen en cuenta el nivel de ingresos de quienes los pagan.

De hecho, buena parte de ese aumento se debe al incremento en las entregas del Estado a cuenta de la recaudación por uno de los impuestos indirectos más importantes, el IVA, con una cantidad que asciende 758,1 millones.

En los presupuestos para 2015 crece, por primera vez en años, la recaudación asociada al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, un 2,7 por ciento, que grava la compraventa de viviendas de segunda mano y la formalización de hipotecas.

Por lo que se refiere a los impuestos directos, que sí tienen en cuenta el nivel de renta, el Gobierno asturiano espera recaudar 1.071,7 millones, cifra ligeramente inferior (-0,7 por ciento a la del presupuesto operativo de 2014.

CCOO se ha mostrado crítica hacia la rebaja de dos puntos del tipo marginal aplicable a los primeros 12.450 euros de la base liquidable, porque supone "detraer recursos". No obstante, la medida es uno de los pilares fundamentales del acuerdo que el PSOE ha alcanzado con el PP para sacar adelante el proyecto. Los socialistas, con 17 diputados de 45, necesitaban el respaldo de otra fuerza si querían aprobar las cuentas y no volver a entrar en una nueva prórroga presupuestaria.

Para leer más