El Principado sufrió en 2006 la mortalidad más alta, con 1.166,7 fallecimientos por cada 100.000 habitantes

Actualizado 09/02/2008 17:42:17 CET

La comunidad Canaria por contra registró la tasa más baja de mortalidad con 643,4 fallecimientos por cada 100.000 habitantes

OVIEDO/MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Principado de Asturias fue a lo largo de 2006 la región con una mortalidad más elevada, con 1.166,7 muertes por cada 100.000 habitantes, seguida por Galicia, con 1.080,3, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Europa Press. En el lado contrario se situó la comunidad canaria, con 643,4 fallecimientos por cada 100.000 habitantes. La Comunidad de Madrid tuvo, en 2006, la segunda tasa de mortalidad más baja de España, con 666,1.

Así, mientras la media de mortalidad nacional fue de 843 fallecidos por cada 100.00 habitantes (4,1 por ciento menos que en 2005), Madrid se situó por debajo del valor nacional.

En total, durante todo el año 2006 se produjeron 371.478 defunciones en España, 15.877 menos que el año anterior, resultado del aumento de la esperanza de vida y del envejecimiento de la población. En concreto, 194.154 fueron hombres y 177.324 fueron mujeres.

Por motivos de fallecimiento, las enfermedades cardiovasculares se mantuvieron en 2006 como principal causa de defunción, con un 32,5 por ciento de las muertes (120.690 óbitos, especialmente entre mujeres), y los tumores continuaron en segundo lugar, con un 27,4 por ciento del total (101.669 óbitos, sobre todo entre hombres).

Las cifras del INE también muestran que los fallecimientos por causas externas como accidentes de tráfico y suicidios son más frecuentes entre los hombres, mientras que las afecciones del sistema nervioso como Alzheimer o Parkinson, los trastornos mentales como la demencia y las enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas como la diabetes mellitus aparecen más a menudo entre las mujeres.

Respecto al Sida, fue la causa de mortalidad que más descendió en 2006, con 1.320 muertes en toda España, 9 por ciento menos que en el periodo anterior. Además, los accidentes de tráfico también se redujeron en un 7,7 por ciento, causando 4.129 fallecimientos.

Los suicidios también decrecieron en un 4,9 por ciento, con 3.234 personas muertas (2.504 hombres y 730 mujeres) en todo el país, lo que supone una sobremortalidad masculina de más de tres a uno.

Con estos datos, la edad media de fallecimiento en España se situó en 2006 en los 76,37 años, si bien esta esperanza de vida varía según las enfermedades que se padezcan.