Publicado 31/01/2014 13:07CET

La Sindicatura de Cuentas publica la lista de ayuntamientos que no rinden cuentas anuales

OVIEDO, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias publica desde este viernes en su página web el listado nominal de los ayuntamientos asturianos que no han rendido alguna de las cuentas anuales desde 2005.

En concreto, los ayuntamientos con cuentas no rendidas a fecha de 31 de enero de 2014 son Amieva, que tiene pendiente la de 2005; Cudillero, la de 2012; Illano, también la de 2012; Laviana, las de 2011 y 2012; y Llanes, la de 2012.

Asimismo, Parres no ha rendido las cuentas de 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012; Ponga las de 2006, 2007 y 2008; Salas las de 2011 y 2012; San Martín del Rey Aurelio las de 2011 y 2012; Santo Adriano las de 2009, 2010 y 2012; Taramundi la de 2012, y Teverga, también, la de 2012.

El listado se actualizará permanentemente, estando prevista su posterior ampliación para incluir también a consorcios, mancomunidades y parroquias rurales, según indican desde el órgano de control externo en nota de prensa.

Esta nueva medida pretende elevar el índice de rendición de cuentas en plazo --15 de octubre del año siguiente al del último presupuesto cerrado-- y con todos los requisitos formales requeridos.

"La iniciativa se lleva a cabo porque la rendición constituye una obligación legal primordial, pero también una exigencia democrática ineludible", apuntan desde la Sindicatura en el escrito, añadiendo que tiene "mucho más difícil cumplir eficazmente" con su función de fiscalización "si antes no le han sido rendidas todas las cuentas generales que son objeto de análisis".

El índice global de rendición de cuentas en plazo ha escalado hasta el 60,4% en el ejercicio 2012, desde el 9,5% de 2010. Sin embargo, estas cifras "aún distan mucho de ser satisfactorias, incluso en comparación con otras comunidades autónomas, por lo que se debe seguir persistiendo en este esfuerzo compartido", explican desde la institución.

Además, recuerdan que la reciente Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local ha introducido "una cláusula sancionadora adicional, en virtud de la cual las entidades locales que incumplan la obligación de remitir al órgano de control externo su cuenta general debidamente aprobada podrán ver retenido el importe de su participación en los tributos del Estado hasta que se considere cumplida tal obligación".