"Es vergonzoso", dice el alcalde pedáneo de Caín sobre las normas de Picos de Europa

Actualizado 29/01/2016 11:15:34 CET
Desafío El Cainejo
ISSIPHOTO

OVIEDO, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde pedáneo de Caín (León), Marino Pérez Cuevas, ha mostrado este viernes su rechazo las nuevas normas que exigen desde la dirección del Parque Nacional de Picos de Europa para las carreras de montaña que discurren por el territorio. "Es vergonzoso lo que están haciendo", ha declarado, a preguntas de Europa Press.

   Pérez Cuevas es además el organizador de una popular carrera de montaña que transcurre por León y Asturias y que pasa por la Senda del Cares. Desafío El Cainejo se denomina la prueba, que comenzó a celebrarse el pasado y que ya tiene completas las inscripciones. Hay 90 personas que se han quedado fuera.

   Sin embargo, las nuevas normas del Parque impiden su celebración porque prohíben que las carreras se desarrollen por la Senda del Cares por la afluencia de visitantes. Pérez Cuevas rechaza ese argumento porque afirma que su carrera está perfectamente balizada y que cuando comienza la carrera, a las 8.00 horas, "no pasa ni un solo turista".

   Entre la sorpresa y el disgusto, y en su doble condición de alcalde pedáneo de Caín y de organizador de la prueba, Pérez Cuevas ha querido hacer un llamamiento a los responsables políticos para buscar una solución a unas normas que, entiende, no tienen justificación alguna.

   Rechaza también que este tipo de carreras supongan un deterioro del medio ambiente. Más al contrario, ha explicado que los participantes en las mismas son grandes defensores de la naturaleza y están muy sensibilizados con la protección del medio ambiente.

   Incluso, tras la celebración de la prueba el pasado año, afirma que recibió un informe técnico de Picos de Europa que certifica el buen funcionamiento de la prueba en ese sentido. "No se dejó ni un desperdicio", ha señalado. Son 80 los voluntarios que velan porque eso sea así.

   Incluso el reglamento de la prueba es muy exigente a ese respecto. Cualquier corredor que ensucie el recorrido es inmediatamente expulsado. Además han de respetar siempre el trayecto por la zona balizada.

   Pero además de lo "injustificable" de las normas en ese aspecto, Pérez Cuevas también se ha referido al importante perjuicio económico que causarán esas normas a los núcleos de Picos. "Parece que lo único que buscan es prohibir, prohibir y prohibir", ha lamentado.

   A su juicio, los ayuntamientos implicados son los primeros interesados en este tipo de pruebas, al entender que constituyen una manera de promocionar el territorio y contribuyen al desarrollo turístico. Los consistorios, de hecho, son los primeros que otorgan los permisos correspondientes. "Estas carreras son un beneficio para el valle y tiene una importante repercusión económica; no entiendo lo que han hecho", ha zanjado.