La víctima de maltrato ratifica ante el juez que su ex novio la pegó pero que lo negó para que "no le pasase nada"

Juzgado de Oviedo, Audiencia Provincial de Oviedo
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 26/02/2019 12:07:45CET

OVIEDO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La joven de 19 supuestamente maltratada física y psicológicamente durante cinco años, ha relatado este martes ante en el juez que su entonces novio le pegó "varias veces" y ha asegurado que si anteriormente negó los hechos era porque seguía estando con él y "no quería que le pasara nada". Además ha afirmado que ella pensaba que "era la culpable" de lo que ocurría.

La chica ha negado que ella le agrediese a él y ha explicado que su pareja "siempre pensaba mal". "No me prohibida salir, pero siempre se enfadaba porque pensaba que yo en lugar de estar con una amiga pensaba que estaba haciendo otra cosa o no le gustaba que pusiese pantalones cortos y enfadaba me rompía la ropa", ha explicado.

Así la joven ha relatado dos episodios violento, uno de ellos en una ocasión en la que ella estaba con sus amigas y el se enfadó porque "pensó que le estaba gastando su dinero" y le pegó un golpe en el ojo y otro en el que el supuesto agresor le pegó una patada.

Ha manifestado que actualmente ya no es pareja del acusado con el que si mantuvo una relación de cinco año, desde que ella tenía 14 años y el 19. Ha explicado que durante esa relación vivieron con su madre, con la madre del acusado y también con su padre y ha manifestado que sólo una vez le contó a su madre lo ocurrido.

El acusado por su parte ha asegurado que la denuncia interpuesta por la madre de su entonces pareja respondía a su intención de impedir que la joven se fuese de casa para no perder la pensión alimenticia que le pasaba el padre a la joven.

Por su parte la madre de la joven ha mostrado su desesperación ante el juez porque ha asegurado que "su hija lo ha dejado todo, sus estudios y todo por él". "Con catorce años tenía que estar estudiando, y con quince y ahora con 19, pero lo ha dejado todo por esa relación. Rezo todos los días a Dios para que cuando salga --el acusado permanece en prisión por un asunto de tráfico de drogas-- no sigan juntos", ha lamentado la madre, que ha culpado al procesado de inicar a su hija en el consumo de drogas o de involucrarla en peleas callejeras.

La mujer, que tuvo que salir de la sala hasta en dos ocasiones porque ha roto a llorar ha asegurado que su hija ahora no le habla y vive con su padre porque no le perdona. "Ella no me quiere ver delante, me odia y no me perdona porque dice que le quité a su amor", ha dicho.

Fue precisamente la madre de la menor, ahora con 19 años y que actualmente reside con su padre, quien interpuso la denuncia ante una relación que ha considerado "tóxica" y que ella trató de evitar. Ha indicado que incluso les dijo a los dos que acudiesen a buscar ayuda de un profesional porque siempre estaban discutiendo y temía que "se les iba a ir de las manos".

EL PADRE DICE QUE NUNCA VIO BIEN LA RELACIÓN

Tras la madre de la víctima ha prestado declaración el padre de la joven que ha insistido en que "la madre no tenía que haber consentido nunca una relación entre una niña de 14 años y un chico de 20". También ha manifestdo que "su hija ya no mantiene relacióm alguna con el procesado".

Ha relatado ante el juez como su hija le contó en alguna ocasión que su pareja no le dejaba llevar pantalones cortos y le "reñía" si los ponía y también ha asegurado que "su hija le llamaba llorando para que le fuese a buscar porque tenía problemas con su novio pero luego volvia a llamar para decirle que no fuese".

"Llorando me decía que no le aguantaba más pero luego se quedaba con el", ha explicado el padre de la víctima que ha explicado que le decía al acusado "que no me entere yo que la tocas", pero él negaba cualquier agresión.

También ha prestado declaración la psicóloga que atendió a la joven que ha manifestado que la relación de pareja le hacía mucho daño a la chica porque, aunque ella no quería reconocer que sufría agresiones, pero si refería episodios de "malos tratos mutuos". "A algunas sesiones llegaba muy maquillada y dijo que se había dado un golpe, pero no reconoció la agresión", ha dicho.

Ha relatado que la joven reaccionó muy mal a la denuncia de su madre porque, aunque no negó los hechos, si le dijo que "no entendía porque su madre actuaba ahora así si eso ya había ocurrido con anterioridad". Así mismo ha manifestado que la relación de la joven con su madre "era complicada".

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de un año, nueve meses y un día de prisión para el acusado, el cual desde el inicio de la relación, el acusado impuso un control férreo sobre los hábitos y costumbres de la mujer, no permitiéndole usar determinada ropa argumentando que "es de puta", hasta el punto de romperle y tirarle varios vestidos. También la obligaba a permanecer en casa mientras él iba a trabajar, no permitiéndole tener un círculo de amistades propio.

Además, de manera reiterada y sostenida en el tiempo, la sometió a agresiones físicas, provocándole hematomas que la mujer trataba de ocultar. Esta situación llegó a anular a su pareja, quien minimizaba y justificaba las agresiones culpándose a sí misma, sin atender las advertencias de su familia y amistades, de quienes el acusado consiguió apartarla.

Ninguno de estos hechos fue denunciado, y la mujer tampoco acudió a centros médicos por las lesiones. Fue su madre, alarmada por la situación, la que decidió formular denuncia. Como consecuencia de estos hechos el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Oviedo, pese a la oposición de la mujer, acordó imponer al acusado la prohibición de aproximarse a 500 metros, así como la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio.

El abogado de la defensa, Jorge García, ha pedido la suspensión de la vista ante la ausencia de una de las testigo citada para este martes. Se trata de una amiga de la víctima, que no se ha presentado y que el letrado ha considerado clave al ser la que alertó a la madre de la joven de una de las agresiones por parte del acusado. La vista continuará el próximo 8 de marzo a las 10.00 horas.

Contador