Saint-Gobain se implantará en Cantabria tras invertir 41 millones y creará 160 empleos directos e indirectos

Actualizado 14/08/2008 17:27:28 CET

Se instalará en Vioño de Piélagos y será pionera en Europa en la fabricación de cristales para paneles solares

SANTANDER, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo industrial Saint-Gobain se implantará en Cantabria, concretamente en Vioño de Piélagos, donde tras una inversión de 41 millones de euros, producirá cristales para paneles solares. Su puesta en marcha supondrá la creación de un total de 160 puestos de trabajo (60 directos y 100 indirectos) de "alta cualificación y preparación". Además, la región será pionera en Europa en lo que a la fabricación de este material se refiere.

Para su implantación, el grupo ha aprovechado las instalaciones de la fábrica que tiene en la localidad. La inversión se desarrollará en dos fases. En la primera, --en la que se invertirán 31 millones de euros--, se procederá a la reparación del horno de transformación de los materiales en vidrio y que tendrá una capacidad para producir entre 250 y 280 toneladas fundidas al día.

Una vez que esté funcionando, se acometerá la segunda fase que, con un desembolso de 10 millones de euros, consistirá en dotar a la planta de Vioño de elementos que puedan transformar ese vidrio en productos manufacturados listos para la instalación de paneles solares.

Si bien está previsto que Saint-Gobain produzca en Cantabria un millón de toneladas en una década, en el primer año la producción será inferior a lo que le corresponde en proporción. En cualquier caso, se prevé que comience a funcionar "antes de doce meses".

El proyecto fue presentado hoy, en rueda de prensa, por el presidente y la vicepresidenta regional, Miguel Ángel Revilla y Dolores Gorostiaga, que estuvieron acompañados por el director general de Saint-Gobain Glass para España y Portugal, Agustín Dorronsoro, y el director general de Saint-Gobain Canalización para España y Portugal y de Recursos Humanos para España, Portugal y Marruecos, Rafael de Ramón.

Revilla calificó la implantación de la fábrica en Vioño como una "gran noticia" y el "origen de un futuro extraordinario" puesto que la planta será "pionera en Europa" en la fabricación de este material. En este sentido, destacó que en la actualidad China y Japón son los principales productores de paneles solares.

Tras recordar la "la larga trayectoria" y el "amplio currículum" de Saint-Gobain en la región donde suma más de 600 empleos directos en diversas fábricas, el presidente cántabro destacó, además de los aspectos productivos, la implicación social en la Comunidad Autónoma ya que financia, por ejemplo, la clausura del Festival Internacional de Santander (FIS), así como eventos relacionados con el deporte de los bolos o la música coral.

También subrayó la facturación global del grupo que asciende a 45 mil millones de euros al año y el número de empleados que tiene en su conjunto, y que se eleva a 250.000.

En cualquier caso, y "más allá de la cifras", Revilla reiteró la importancia de su presencia en la región puesto que será "la única fábrica en Europa" dedicada a la producción de cristales de paneles solares. Además, aseguró que "en este ciclo de regresión" y "antes de fin de año" habrá "más buenas noticias" para Cantabria.

"NO SE VAN A EQUIVOCAR".

Revilla consideró además que Saint-Gobain ha apostado finalmente por Cantabria --se barajaba también la posibilidad de que se implantara en Alemania-- por el clima social, la estabilidad política y la imagen de la región, aspectos que "benefician a la hora de ampliar y no reducir". "No se van a equivocar", auguró.

Esta idea fue respaldada por la vicepresidenta, quien mencionó que la Comunidad tiene las "condiciones" para que las empresas "confíen". "Las grandes empresas confían en la región y coinciden con los objetivos del Gobierno", remarcó.

Igualmente, manifestó que el proyecto de Saint-Gobain coincide con las líneas estratégicas del Ejecutivo autonómico en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y el compromiso de una "producción limpia". Al respecto, garantizó que el proceso de fabricación se ajustará a los "nuevos criterios medioambientales". En consecuencia, trasladó el apoyo del Ejecutivo a este grupo y garantizó que el proyecto gozará de las ayudas necesarias.

En la misma línea, Rafael de Ramón apuntó que "cuando el objetivo de una empresa coincide con el Gobierno, todo va para delante y funciona". Así, precisó que la producción de Saint-Gobain está orientada a la innovación y a las energías renovables, algo que "coincide" con los objetivos del Gobierno de Cantabria.

Dorronsoro aseguró por su parte que la inversión del grupo en la planta de Vioño se materializará de la forma "más rápida posible" para tener así el producto a disposición de la industria transformadora que, según dijo, es "muy potente".