Santander cuenta ya con el primer taxi impulsado por gas licuado

Actualizado 04/08/2008 21:40:28 CET

El vehículo ha sido subvencionado por la Consejería de Medio Ambiente para ir renovando la flota de diesel

SANTANDER, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, ha presentado esta tarde el primer taxi de Santander de gas licuado de petróleo (GLP), subvencionado por la Consejería con el objetivo de ir renovando paulatinamente su flota de automóviles diésel.

Las subvenciones, cuya convocatoria se publicará en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) este mismo mes, destinarán 4.000 euros por cada vehículo nuevo adquirido en 2008, informó la Consejería.

El vehículo presentado es propiedad de la taxista María Concepción Bazaco y es el primer taxi subvencionado por el Gobierno de Cantabria que realizará el servicio en la capital cántabra, después de que el pasado 4 de julio Martín presentara otro que funciona en Suances.

La Consejería de Industria y Desarrollo Tecnológico ha complementado esta ayuda a los taxistas subvencionando los navegadores GPS de cada vehículo.

Martín estuvo acompañado en el acto por el presidente de la Asociación Radio Taxi de Santander y Cantabria, Raúl Díez; y los concejales de Medio Ambiente, Carmen Ruiz, y de Protección Ciudadana y Personal, Eduardo Araste. VENTAJAS

Entre las ventajas medioambientales de estos coches se encuentran la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de emisiones contaminantes a la atmósfera (NOx, CO, HC y partículas), causantes de graves problemas de salud, nieblas contaminantes y lluvia ácida.

Los vehículos de gas permiten reducir frente a los diésel un 90 por ciento de las emisiones de NOx y en más de un 97 por ciento las de partículas (50 por ciento si los vehículos diésel están dotados de filtro de partículas). Frente a los vehículos a gasolina, reducen en un 50 por ciento las emisiones de CO y en un 37 por ciento las de HC. El gas licuado además no contiene azufre ni plomo, disminuye los olores, los humos de aceleración y las vibraciones del motor, reduciendo significativamente la contaminación acústica.

Además de las ventajas medioambientales, estos vehículos suponen un considerable ahorro económico, de entre 15 y 25 euros por cada mil kilómetros. También se produce un ahorro por la mayor duración del vehículo, ya que ofrecen un menor desgaste, un mantenimiento menos costoso y una mezcla homogénea que se distribuye mejor por los cilindros, produciendo una combustión más limpia y completa.

Entre las ventajas económicas se encuentran también las de carácter fiscal, ya que el impuesto exigido es menor que en los vehículos de gasolina y gasoil.

CARBURANTE ALTERNATIVO

El gas licuado de petróleo es el carburante alternativo, mezcla de butano y propano, más utilizado en el mundo, debido a su implantación efectiva e inmediata. El 60 por ciento del GLP que se comercializa en el mundo se obtiene directamente de yacimientos de gas natural o petróleo, mientras que el 40 por ciento restante proviene de la destilación petrolífera.

La composición y características de la mezcla butano-propano del GLP para su uso como carburante en automoción se encuentran reguladas por la Norma UNE-EN 589, con unas proporciones variables en función de su utilización.

El GLP Automoción es almacenado, transportado y distribuido en fase líquida. Dicho producto se comercializa a través de una Red de Estaciones de Servicio, donde mediante una sencilla y rápida operación de llenado se realiza el repostaje.