Actualizado 09/12/2007 16:14 CET

(Ampl) Rubalcaba dice que a Rajoy "se le ha puesto cara de perdedor" y tiene en los españoles a su "peor adversario"

Subraya que en esta Legislatura han ganado todos los españoles, menos los especuladores, los terroristas y sus cómplices

SANTANDER, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró hoy que al líder del PP, Mariano Rajoy, "se le ha puesto cara de perdedor", y afirmó que su "peor adversario" de cara a las próximas elecciones generales, no es José Luis Rodríguez Zapatero, "sino los españoles, que saben perfectamente que al PP le molesta" que las cosas se hagan bien.

En un acto público ante simpatizantes y militantes socialistas en Santander, Rubalcaba aseguró comprender esa situación del líder de la oposición, porque, a su juicio, "tiene tela" que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, diga en una entrevista que su "línea de salida para la Moncloa es apoyar" a Rajoy.

Según el ministro, el deseo de Gallardón por concurrir a las generales no responde a un "ataque de congresitis", sino al hecho de que sabe que "ahí se va a dirimir lo que va a pasar después, quién se sustituye a Rajoy". Y a eso achacó también Rubalcaba la "pelea" entre Gallardón y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que no puede ir al Congreso y no quiere que Gallardón lo haga, para evitar tener "colocado" allí a su "enemigo".

Ante esa "pelea", Pérez Rubalcaba opinó que el que sale perdiendo es Rajoy. "Si yo fuera madrileño y quisiera que Gallardón sustituya a Rajoy, ¿a quién tengo que votar? A Zapatero. Y si soy un madrileño que quiere que Esperanza Aguirre sustituya a Rajoy, ¿a quién tengo que votar? A Zapatero. En esas condiciones es bastante duro y a Rajoy se le ha puesto cara de perdedor", sentenció.

Además, el titular de Interior se mostró convencido de que los españoles volverán a votar "bien" en las próximas elecciones y, por ello, aseguró estar tranquilo. Subrayó que los ciudadanos saben que en esta Legislatura han "ganado todos o casi todos". En cambio, entre los que han perdido, señaló a los especuladores y también a "los violentos y los terroristas", porque hoy están en la cárcel 500 terroristas y "cómplices" más que hace cuatro años y se encuentran "más aislados socialmente y más acosados policialmente".

"Han perdido los agoreros; por supuesto, los de la conspiración; aquellos que se han pasado tres años y medio pronosticando toda suerte de calamidades y los que decían que España tenía un futuro oscuro", agregó el ministro, quien subrayó que los que tienen ahora un "futuro oscuro" son precisamente esos "agoreros". De hecho, vaticinó que los españoles votarán el próximo mes de marzo con "sentido común", como lo han hecho siempre, y eso le lleva a estar "tranquilo".

EL PP, "ATADO" A UNA ESTRATEGIA.

En cualquier caso, animó a sus compañeros de partido a "trabajar" para dar cuenta de una legislatura que ha sido "excepcional" en muchos sentidos, y para adquirir nuevos compromisos con los españoles, porque los ciudadanos no van a votar al PSOE por la labor realizada, sino por lo que sea "capaz de comprometer".

Entre las razones que, a su juicio, hacen de la legislatura que termina una etapa "excepcional" destacan no sólo los logros del Gobierno socialista, sino también de un modo especial la oposición del PP. En palabras de Pérez Rubalcaba, la legislatura fue "excepcional desde su propio comienzo", en el que el PP "se ató a una estrategia política de la que no ha sabido salir" y por la cual ha estado "tributando tres años y medio".

Según dijo, los 'populares' pensaron que el de José Luis Rodríguez Zapatero era un Gobierno caracterizado por las "fragilidad" y que "iba a durar poco" y, por eso, optaron por una estrategia que les ha llevado a "poner patas arriba casi todos los grandes consensos de treinta años de democracia" y a "saltarse las reglas del juego más elementales" impidiendo, por ejemplo, la renovación del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial.

Recordó que el PP no dio siquiera cien días al Gobierno para empezar a hablar de un "colosal y estrepitoso fracaso", comenzando así la oposición "alto" convencido de que sería corto el mandato. Pero "para cantar bien, hay que empezar bien, porque hay que ir de menos a más y si empiezas alto, después no llegas", apostilló Rubalcaba.

LA "OBSTRUCCIÓN" DEL PP.

Además, lamentó que Rajoy se ha pasado cuatro años hablando "de todos los males del infierno", pero también en eso la legislatura ha sido "excepcional" porque, según el ministro, "no ha habido nunca una oposición que se haya equivocado tanto, que haya pronosticado las siete plagas de Egipto mañana, tarde y noche sin que pasara nada".

"Nunca ha habido tanto pronosticador de catástrofes tan rápidamente desmentido por la realidad", agregó Pérez Rubalcaba, quien señaló asimismo que "nunca un Gobierno en minoría" ha aprobado tantas leyes y nunca una oposición a un Gobierno en minoría ha presentado "tan pocas proposiciones de ley".

Ése es, a su juicio, el resumen de una legislatura en la que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se ha dedicado a trabajar y buscar el consenso, mientras el PP "ha tratado de obstaculizarlo todo", ha estado "obstruyendo sistemáticamente el trabajo del Gobierno" y "jamás ha echado una mano".

"LAS COSAS HAN IDO MEJOR".

A pesar de esa actitud del PP, el ministro señaló que "las cosas han ido mejor para muchos españoles" en una legislatura que ha sido "fantástica" para la economía, ya que se han cerrado los presupuestos con superávit, la economía ha crecido a mayor ritmo que el G-7, se ha reducido la deuda y se ha multiplicado por tres el Fondo de Reserva.

Pero además, consideró que "se ha demostrado que el crecimiento económico no es un fin en sí mismo", sino que "hay que crecer para repartir" y, en esta línea, el titular de Interior destacó el aumento de las pensiones mínimas y el salario mínimo, así como la creación de empleo, que ha llevado a España a estar en la actualidad "tocando con los dedos de la manos el pleno empleo".

Aludió igualmente a las mejoras para las familias, para todas las familias, a las que --dijo-- sólo se oponen "algunos pocos energúmenos"; para las mujeres, que tienen ahora una Ley de Igualdad, y para las personas dependientes y sus familias, con la Ley de Dependencia.

Por todo ello, recalcó que las elecciones son "muy importantes" y los españoles se juegan en ellas "algunas de las cosas hechas y algunas por hacer", por ejemplo, seguir trabajando para alcanzar el pleno empleo y luchar contra el cambio climático que, pese a las afirmaciones de "casino provinciano" de Rajoy, es una tarea fundamental.