La APLB tilda de "temerario" dejar en manos de un vigilante privado la Jefatura de la Policía Local

Policía Local de Camargo (archivo)
AYUNTAMIENTO
Publicado 27/12/2018 11:53:06CET

CAMARGO, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Policía Local y Bomberos (APLB) de Cantabria ha criticado la ausencia de policías locales en Camargo en Navidad y ha advertido que la decisión de poner la Jefatura en manos de un vigilante de seguridad privada, es "una decisión inédita, y casi temeraria, de la que se estudiará su dudosa legalidad".

En un comunicado, APLB señala que ha venido advirtiendo desde el principio de la legislatura a la alcaldesa, Esther Bolado, y al concejal de Personal, Héctor Lavín, de que la prestación del servicio de Policía Local en el Ayuntamiento de Camargo, "corría peligro, una función policial, tan importante y arraigada en el municipio, que se ha venido desarrollando de manera continuada, 24 horas al día, los 365 días del año, durante los últimos 30 años, hasta este fin de semana".

La asociacion denuncia que en plena campaña navideña, "cuando los servicios y las necesidades del ciudadano se multiplican, con un nivel 4 (alto) de alerta antiterrorista, no paran de correr las horas, en las que Camargo no cuenta ni con un solo Policía Local en sus calles, para velar por sus más de 30.000 vecinos".

Una plantilla con una ratio de policías "un 50% inferior" a lo que dictamina la ley (1,5 policías por cada 1000 habitantes); el "desinterés municipal" hacia este cuerpo, así como el de los policías de otros municipios e incluso por parte de los opositores, "han desembocado -dice- en esta temida situación que se venía advirtiendo".

Al respecto, señala que ni un solo policía local de toda Cantabria quiso optar a la plaza ofertada por movilidad por este municipio en 2017, y apenas una decena de aspirantes se han presentado a la oposición para cubrir dos plazas vacantes.

APLB subraya que Camargo "no puede seguir siendo la cantera" de todas las policías locales de Cantabria, donde los agentes ingresan y al poco tiempo abandonan este cuerpo para formar parte de las policías de los municipios vecinos (sin ir más lejos cuatro en el último año), pero, sobre todo, no puede seguir ni un solo minuto sin Policía en sus calles".

Por último, advierte que la situación "no se augura mucho mejor", a partir del 1 de enero, cuando entrará en vigor la recientemente aprobada jubilación anticipada para las Policías Locales (a los 60 años), que dará otro "bocado" a la ya mermada policía de este municipio, a través de la cual al menos cinco agentes abandonarán la plantilla en los primeros meses del año.

Contador