Actualizado 08/12/2009 11:12 CET

El Ayuntamiento espera tener redactado a finales de enero el ARU del Cabildo

Supondrá un "cambio radical" para el barrio y se recurrirá a expropiaciones para evitar quedar "atascados por casos particulares"

SANTANDER, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander tiene previsto tener finalizado para finales de enero el documento en el que plasme su propuesta de Área de Renovación Urbana (ARU) para el Cabildo de Arriba, figura urbanística que contempla ayudas al derribo y reconstrucción de viviendas.

Por el momento, el Consistorio de la capital cántabra ya ha finalizado el proceso de contactos con los vecinos del barrio para exponerles el proyecto y conocer su opinión, según explicó a Europa Press el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

Durante el proceso informativo, el Consistorio está "tratando de dar a conocer a los vecinos la trascendencia del ARU". Díaz defendió que esta "noticia muy positiva para el barrio" permitirá que haya un porcentaje de ayudas "importante", a las que se dotará de la nueva característica de que luego sean vivienda protegida. Y la renovación de edificios permitirá que haya "vivienda nueva en el centro de Santander", lo que para el edil es "un cambio radical".

La postura de los vecinos se ha consultado ya que esta figura requiere el acuerdo de la mayoría de los vecinos. En este sentido, el edil aseveró que "no tiene que dar miedo la palabra expropiación" ya que, en estos casos, "la mayoría manda" y debe prevalecer el interés general.

"Si hay mayoría suficiente no podemos quedar atascados por casos particulares. La administración tiene que implicarse. Ante la falta de unanimidad, la única forma es la expropiación, no tiene que dar miedo", tal y como declaró Díaz a esta agencia.

ÁREA DE RENOVACIÓN URBANA

El acuerdo para impulsar este figura surgió en la última reunión, el pasado mes de octubre, de la Comisión Mixta del Cabildo de Arriba, creada para la recuperación de este barrio santanderino en el que se habían producido varios desplomes de inmuebles, y en especial tras el derrumbe de un edificio que hace hoy dos años provocó la muerte a tres personas.

Tras decidirse por el ARU, se ha presentado la propuesta a los vecinos, primero en una reunión con técnicos municipales y luego manzana por manzana, trasladándoles los estudios de viabilidad, la valoración económica y el proceso para la declaración del ARU.

El ARU se hará por fases, por manzanas. Inicialmente, se ha dividido el barrio en seis zonas o manzanas.

Tras los contactos con los vecinos, se redactará un documento con el resultado, que se presentará a la Comisión Mixta y que tendrá que aprobar la Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Santander, y luego el Gobierno de Cantabria, que es quien canaliza la propuesta al Ministerio de Vivienda, responsable de las ayudas.

De esta forma, Díaz subrayó que los habitantes del barrio podrán disponer de las ayudas a la rehabilitación que contempla el ARI (luego ARCU, otra figura urbanística ya aprobada) o de las de la renovación urbana del ARU.

Para esto, es necesario que el Plan Especial para el barrio esté aprobado, pero de forma inicial, una fase para la que no se requiere de la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander en que trabaja el Ayuntamiento.

El concejal enfatizó que la tramitación, en la parte correspondiente al Ayuntamiento, es "muy rápida". Díaz tiene "sensaciones positivas" sobre la posibilidad de "sacar adelante" el ARU "en el menor plazo posible".

Tras la fase municipal, le corresponde al Gobierno regional, y luego, al Ministerio, ante quien en el Consistorio están dispuestos a "insistir" para agilizar el proceso, ya que la aprobación definitiva la tiene que hacer una Comisión Bilateral con todas las partes.

El desarrollo del ARU tiene que hacerse a través de un ente gestor que "tiene que ser público", por lo que el Ayuntamiento dará un "paso al frente" para implicarse", algo en lo que no hay "ningún problema" para actuar a través de la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) de Santander.

Es algo que desde el Consistorio ya "están trasladando" a las otras Administraciones. No obstante, Díaz señaló que en el Gobierno de Cantabria también hay "voluntad de implicarse", por lo que se puede dar colaboración entre las instituciones, de forma que se "aúnen esfuerzos" o incluso se cree un órgano mixto.