Publicado 12/05/2021 13:53CET

Buruaga reclama un "verdadero" plan de desescalada vinculado al avance de la vacunación

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga
La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga - PP

SANTANDER, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha reclamado al Gobierno de Cantabria un plan de transición a la normalidad "verdadero" y vinculado al avance de la vacunación, frente a un modelo de semáforo Covid "que consolida las restricciones y el cerrojazo económico y deja a Cantabria en vilo, permanentemente pendiente del BOC (Boletín Oficial de Cantabria)".

"No puede ser que nadie en Cantabria sepa que va a ser de su vida, de su negocio y de su empleo dentro de siete días porque tenemos un Gobierno incapaz de anticiparse y de planificar", ha afirmado la presidenta, quien, además, ha criticado la "preocupante falta de sensibilidad" de la Consejería de Sanidad "al esperar al último minuto y no publicar hasta las siete de la tarde la resolución en el BOC, manteniendo a empresarios y trabajadores pendientes hasta última hora de lo que les esperaba al día siguiente".

Para Buruaga, la resolución publicada ayer en el BOC "es más de lo mismo y no avanza nada" porque el Gobierno mantiene las restricciones en su nivel y grado máximo y "no tiene más plan" que limitar la actividad de la hostelería.

La dirigente popular ha criticado que el Gobierno de Cantabria "esté imponiendo la inseguridad y la incertidumbre" a familias y negocios con medidas "extremas, injustificadas e incongruentes" con la situación epidemiológica y sanitaria que vive la comunidad.

A su juicio, aunque haya cambiado la unidad territorial para evaluar el riesgo, el Gobierno que preside Miguel Ángel Revilla "no solo se mantiene en el extremo, sino que ha optado por los umbrales más restrictivos para establecer los niveles de riesgo, elevando así el nivel de restricciones".

Para la dirigente popular, "no puede ser que se impongan las mismas restricciones que cuando no había vacunas y no se tenga en cuenta que la situación no tiene hoy nada que ver con la de hace un año o unos meses, porque la comunidad dispone ahora de un potente instrumento como es la vacunación, con la población mayor y más vulnerable inmunizada".

Además, considera "incongruente" que Cantabria "no haya movido un dedo" para evitar que se levante el toque de queda y el cierre perimetral y "se permita que media España nos visite", mientras se proclama la apertura de la economía y del país y, al mismo tiempo, se limite la actividad de la hostelería, pero permitiendo el tránsito de un municipio a otro para comer en el interior de un restaurante.

"Es todo absurdo y no tiene ni pies no cabeza", ha criticado la presidenta del PP, que considera un "sinsentido" que mientras repuntan los botellones y se producen avalanchas de visitantes, se siga limitando la actividad de todo un sector.

En su opinión, lo que necesita Cantabria es "una hoja de ruta", un plan de transición la normalidad vinculado al objetivo de vacunación, porque no es lo mismo que la población esté vacunada que no lo esté, ni tener inmunizada al 20% que al 50 por ciento.

Y ha anunciado que lo que el PP pide y va a proponer es "un verdadero plan de desescalada" que permita conciliar economía y salud, que pivote sobre el criterio general de apertura y no de cierre y que permita modular y flexibilizar las restricciones a medida que vaya avanzando en el objetivo de vacunación.

Un plan, ha explicado, "a imagen y semejanza" del de Andalucía, que permite la apertura total de la hostelería hasta las doce de la noche y establece como medida de refuerzo el cierre perimetral y la suspensión de toda la actividad no esencial en los municipios de más de 5.000 habitantes con una incidencia acumulada a 14 días de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.

Según Buruaga, el Gobierno ha desechado esa opción porque requiere ratificación judicial y ha optado por "no complicarse la vida a costa de complicársela a los ciudadanos", que es lo que, según dice, hace con su resolución.

"El Gobierno de Cantabria está complicando la vida a los ciudadanos y añadiendo incertidumbre a la incertidumbre generada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que ha abandonado a las comunidades autónomas levantando el Estado de Alarma y negándose a poner en marcha el Plan B jurídico que le reclama el PP", ha dicho.