Publicado 03/12/2021 13:32CET

Cantabria desactiva el plan de inundaciones por la mejora de las previsiones y el estado de los ríos

El río Ansón con el caudal muy alto a su paso por Ampuero
El río Ansón con el caudal muy alto a su paso por Ampuero - Juan Manuel Serrano Arce - Europa Press

SANTANDER, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria ha desactivado la fase de preemergencia del Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones (INUNCANT), ante la mejora de las previsiones meteorológicas y el estado de los ríos.

La desactivación del plan supone que la gestión de las actuaciones por las inundaciones y el resto de tareas de restablecimiento de la normalidad se realizarán por los servicios ordinarios de emergencia autonómicos y municipales, ha informado el Ejecutivo en nota de prensa.

El plan permanecía activado en su fase de preemergencia desde el pasado miércoles, lo que ha implicado el mantenimiento de los sistemas de vigilancia y alerta y el seguimiento intenso de la información meteorológica e hidrológica, medidas preventivas por parte de la población y la movilización de los servicios operativos.

Anteriormente, el lunes y martes (29 y 30 de noviembre), el plan permaneció activado en su nivel 1 y, con posterioridad, en fase de normalización, para atender las incidencias por las inundaciones, sobre todo, en Ampuero y Piélagos, los municipios más afectados por este episodio de inundaciones causado, principalmente por las lluvias intensas y el desnieve.

Por este nuevo episodio de inundaciones, el Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Presidencia e Interior, ya ha solicitado al Consejo de Ministros la declaración de las localidades inundadas como Zonas Afectadas Gravemente por una Emergencia de Protección Civil (ZAEPC), con el fin de acogerse a las subvenciones extraordinarias estatales para arreglar los daños en infraestructuras autonómicas.

La Consejería de Obras Públicas ha cuantificado, en una primera estimación, los daños en las carreteras autonómicas en más de un millón de euros, por incidencias localizadas en vías de Ampuero, Piélagos, Soba, Arredondo y Valle de Villaverde, entre otros municipios.

Para leer más