Publicado 04/03/2021 13:11CET

Cantabria propondrá mantener el cierre perimetral en Semana Santa

Archivo - Un coche de la Guardia Civil durante un control efectuado  en Cantabria
Archivo - Un coche de la Guardia Civil durante un control efectuado en Cantabria - Juan Manuel Serrano Arce - Europa Press - Archivo

Rodríguez "difícil" un acuerdo unánime de las comunidades y destaca la "buena" evolución de los datos, aunque avanza "lentamente"

SANTANDER, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cantabria se va a "guiar por la prudencia" de modo que propondrá, en la reunión de la semana que viene entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades, mantener el cierre perimetral de las autonomías en Semana Santa.

Esa es la propuesta que "en principio" llevará Cantabria al próximo encuentro, salvo que hubiera un cambio "espectacular" en la evolución de los datos de coronavirus y que, el consejero del ramo, el socialista Miguel Rodríguez, cree que no se va a producir.

En este sentido, ha destacado la "buena" tendencia del Covid en la región, aunque es "lentamente favorable", según ha precisado a preguntas de los medios este jueves, un día después de que las comunidades y el Estado no alcanzaran un acuerdo sobre las medidas restrictivas durante las vacaciones de Pascua.

El titular cántabro de Sanidad ve "muy difícil" que haya unanimidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de la semana que viene -tras la reunión, hoy, de la Comisión de Salud Pública-, ya que algunas comunidades -en concreto Madrid- se han mostrado favorables a levantar el confinamiento autonómico y supone que puede haber "alguna más" que también lo haga.

Así, aunque considera "difícil" alcanzar un acuerdo por unanimidad, Rodríguez ha asegurado que Cantabria se va "guiar por la prudencia", salvo que haya un "cambio espectacular" en la evolución de la pandemia y que a priori no se prevé, ya que todo apunta a que continuará el descenso de la incidencia de casos, pero "lentamente".

De hecho, en el encuentro de ayer este consejero manifestó que no le "parecía oportuno" levantar el cierre perimetral "en este momento", en el que la incidencia acumulada a catorce días es de 124 positivos por cada cien mil habitantes, y de 50 a siete días.

Así, por un lado, no está habiendo "grandes descensos" entre los contagios, mientras que la situación en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales cántabros está "estabilizada". Algo que sucede en todas las comunidades, ya que la incidencia de casos ha "mejorado" pero las UCIs siguen "muy estancadas".

Al comparar, ha valorado que esta región no está "del todo mal", pues aunque la ocupación de camas con pacientes en estado crítico sigue todavía "alta", --en un nivel 3 de alerta al ser superior al 20%--, en otras autonomías todavía está al 30% ó 40%.

LA COMPETENCIA ES DEL PRESIDENTE

Sobre el mantenimiento del cierre perimetral o reapertura de los territorios de cara a Semana Santa, el consejero ha recordado que la competencia es de los presidentes autonómicos, como estable el Real Decreto por el que se fijó el estado de alarma, vigente hasta mayo.

Y también compete a los jefes de los ejecutivos regionales el toque de queda nocturno, sobre el que el mandatario cántabro, Miguel Ángel Revilla, expresó su deseo de retrasar una hora el inicio, de las 22.00 a las 23.00, por la reapertura interior de la hostelería y para favorecer las cenas, cambio al que Sanidad no se mostró a favor.

Sobre este asunto, Rodríguez ha indicado que Revilla "siempre" hace "al final" lo que indican los informes técnicos que él ratifica, por lo que está "seguro" de que esta vez también va a "hacer lo que diga" Salud Pública.

De momento, este departamento está evaluando si sería "factible" atrasar una hora el toque de queda que, de momento y hasta mediados de mes, en Cantabria está vigente de 22.00 a 06.00 horas.

AMPLIACIÓN AFORO HOSTELERÍA Y RACING

Al hilo de lo anterior, y a propósito de la reapertura esta semana de bares y restaurantes con un aforo del 33%, tras cuatro meses cerrados, el responsable de Sanidad ha indicado que hay que esperar entre diez y catorce días, como se hace siempre después de que se toma una media, para ver la evolución y adoptar, si eso, cambios.

Así, si la tendencia es "buena" e incluso bajan los contagios, entonces se podría ampliar ese aforo, también en espacios deportivos. A propósito de este asunto, y en relación al fijado en el estadio del Racing de Santander, del 20% -frente al 50% en el deporte base-, el consejero ha opinado que "es más que suficiente de momento", si se tiene en cuenta la capacidad de los campos de sport, que pueden albergar 22.000 personas.

La idea es evitar "cometer un error que nos tengamos que arrepentir", ha explicado Rodríguez, aunque ha recordado que Sanidad ha exigido "muchísimas" medidas de seguridad al club. Por eso, en su departamento están convencidos de que, como lo están haciendo "bien", la probabilidad de un rebrote es "remota". "Pero no nos queremos arriesgar" y cuando la situación "mejore" se levantará ese aforo del 20%, al igual que se hará con la hostelería, ha asegurado.

ZULOAGA APUESTA POR PRUDENCIA Y CONSENSO

Por su parte, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, ha afirmado igualmente que Cantabria apuesta por una decisión conjunta respecto a las medidas de cara a Semana Santa, como el mantenimiento del cierre perimetral de las comunidades, y seguirá defendiendo una postura de "prudencia y consenso" en el Consejo Interterritorial de Salud.

A preguntas de la prensa en la rueda de prensa que ofrece semanalmente sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno, el líder del PSOE ha recordado que Cantabria "siempre ha actuado dentro del margen de la prudencia" en ese órgano, es decir, "pensando en mantener la calidad asistencial" hospitalaria y con la intención de que la incidencia "siga a la baja".

En su opinión, es el momento de que las comunidades "reflexionen sobre las decisiones que se han tomado anteriormente" para poder "ser capaces de aprender de las experiencias que hemos vivido en otros periodos como la Navidad".

"Cantabria se mantiene en esa disposición de colaboración en el órgano interterritorial pensando en cuidar la salud de los cántabros y en mantener la tendencia a la baja", ha reiterado Zuloaga.

Preguntado específicamente si Cantabria es partidaria de mantener el cierre perimetral, el vicepresidente ha señalado que lo que defiende es que la toma de decisiones del Consejo sea conjunta. "Y ayer, que no se ha tomado ninguna decisión porque se ha pospuesto a la semana que viene, Cantabria se ha postulado dentro del cierre perimetral para que el resto de comunidades hagan lo propio y garanticemos la continuidad a la baja", ha dicho.

Al hilo, ha enfatizado que aunque los datos de incidencia "dicen que vamos bien, también nos indican que todavía estamos lejos de estar bien", como confirma que en las últimas horas hayan fallecido tres personas y se haya incrementado el número de pacientes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Cuestionado si Cantabria se plantea abrir fronteras si la incidencia baja a 50 casos por cada 100.000 habitantes como ha pedido Revilla, Zuloaga ha reiterado que la región se mantiene "dentro de esa línea de consenso y prudencia dentro del Consejo Interterritorial", donde "mayoritariamente hay esa postura unánime de mantener la prudencia y los cierres perimetrales más allá de la postura anunciada por la presidenta de Madrid".