Actualizado 21/08/2007 21:54 CET

Carter cree que la actuación de EEUU en Irak y Guantánamo ha sido "lamentable" y ha "acrecentado la amenaza"

Considera que la nueva administración, sea Demócrata o Republicana, "prestará más atención a las recomendaciones de Kyoto"

SANTANDER, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter manifestó hoy que, desde su punto de vista, la actuación de la Administración Bush en la Guerra de Irak y en la prisión militar de Guantánamo "ha sido lamentable" para Estados Unidos y ha originado que se haya "aumentado la falta de confianza" y "acrecentado la amenaza de posibles acciones terroristas".

En una rueda de prensa con motivo de su participación en el encuentro 'Energía y liderazgo democrático: promoviendo el acceso a la energía para la reducción de la pobreza', Carter afirmó que "lo que ha sucedido en Guantánamo y otros lugares secretos ha sido lamentable" para Estados Unidos y "va en contra del mejor enfoque que se habría de hacer para reducir el clima de violencia en el mundo".

Preguntado por las medidas de registros personales empleados en los pasos de frontera, el ex presidente demócrata se mostró a favor "siempre y cuando se hagan de manera igual, aplicable a todos".

"Si la seguridad global del público queda amenazada, entonces habría que aplicar limitaciones a todo el mundo que se monte en un avión", dijo, indicando que sería "una medida aceptable" si "todos los pasajeros reciban el mismo trato".

En su caso, comentó, mientras a sus hijos se les registra en el aeropuerto, él no tiene que pasar por este trance. Así, manifestó, que "si existe un prejuicio en la aplicación de este tipo de medidas desde luego estaría en contra".

CAMBIO CLIMÁTICO.

En otro orden de cosas, Carter aseguró que no le cabe "ninguna duda" acerca de que la próxima Administración que gobierne Estados Unidos, "sea republicana o demócrata", va a "prestar más atención a las recomendaciones del Protocolo de Kyoto" y "va a trabajar en mayor armonía con el resto del mundo para reducir la amenaza del calentamiento global y el impacto que tiene sobre el mundo".

Desde su punto de vista, "lo que los líderes del mundo no logran hacer" es "prestar una atención adecuada al hecho de que el calentamiento global va a tener un efecto mucho más grave para los más pobres de la tierra", en comparación con los habitantes de los países ricos, que tienen "muchos más medios" a la hora de protegerse de las consecuencias que se produzcan.

"Pocas veces pensamos en las necesidades de los pobres, de la gente que padece hambrunas, pocas veces pensamos en las consecuencias que va tener para sus vidas cuando vaya empeorando la calidad del medio ambiente". "Y serán los últimos, puesto que las decisiones las tomarán personas de más medios que se protegerán en primera instancia y se olvidarán de los pobres", lamentó, subrayando que facilitar el acceso a la energía es "una cuestión importante" para "conseguir avances económicos, para cuestiones de sanidad y también para fines educativos".