Los conciertos de la Semana Grande deberán tener seguro por incomparecencia del artista

Concierto
AYTO - Archivo
Publicado 26/02/2019 14:41:33CET

El Ayuntamiento saca a licitación la ocupación de la Campa, que se adjudicó por dos años a la UTE arruinada por la ausencia de Guetta

SANTANDER, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha aprobado las bases de la licitación para la concesión de licencia de ocupación de la Campa de la Magdalena, de cara a la organización de los conciertos de la Semana Grande de este verano, y que incluyen como novedad la obligatoriedad de las empresas adjudicatarias de contratar un seguro por incomparecencia de los artistas contratados.

Así figura en los requisitos a los que la Junta de Gobierno local ha dado el visto bueno este martes, y entre los que destaca la contratación de dicho seguro, que no era obligatorio el año pasado, marcado por la ausencia del Dj francés David Guetta, estrella del cartel y encargado de cerrar el festival. Sin embargo, su actuación se canceló en el último momento al no personarse el artista en la capital cántabra, alegando problemas técnicos del avión privado con el que debía volar desde Moscú.

Este hecho dejó a los cerca de 10.000 asistentes sin ver el espectáculo del músico parisino al tiempo que abocó a la ruina a las dos empresas encargadas de los conciertos: la cántabra Delfuego Booking y la madrileña Heart of Gold, que conformaban la UTE La Campa que había resultado adjudicatarias de la organización por dos años.

Ante la situación de ambas sociedades, en concurso de acreedores, el Ayuntamiento ha sacado de nuevo a licitación la concesión de la licencia de ocupación de la Campa, para lo que la junta de gobierno local ha aprobado las bases que regirán este concurso público, en régimen de concurrencia.

En ellas destaca, por novedosa, la suscripción de un seguro por incomparecencia del artista o artistas contratados, con una cobertura mínima equivalente al importe del caché del que sea cabeza de cartel más el importe de los gastos que conlleve la producción.

BASES

Por lo demás, y según las bases, de las que ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, el festival musical de la Semana Grande de Santander deberá celebrarse necesariamente durante las fiestas de la ciudad, no pudiendo empezar hasta el día de comienzo de las mismas. Tendrá una duración de entre 4 y 7 días y la adjudicación de la licencia podrá prorrogarse a 2020 de forma expresa.

Además, las ofertas deberán precisar los días de celebración de los conciertos, aunque el Ayuntamiento podrá modificar, por causa justificada, alguna de las fechas propuestas por los organizadores.

Para su desarrollo, el Consistorio cederá tanto el espacio -la Campa de la Magdalena- de forma gratuita, como los escenarios y la infraestructura necesaria, mientras que los licitadores deberán expresar su compromiso de utilizar y respetar el montaje proporcionado, sin perjuicio de incorporar, a su cargo, los medios o instalaciones adicionales que crean necesarios, y los medios humanos y técnicos que requieran los mismos.

El organizador asumirá también el buen uso de estas instalaciones, se ocuparán de la reparación y reposición de los elementos que pudieran verse dañados, y podrán explotar el recinto y el escenario con publicidad, teniendo en cuenta que deberá aparecer el Ayuntamiento como principal patrocinador.

DOS CONCIERTOS POR DÍA Y MÁS DE UN ARTISTA INTERNACIONAL

Deberán ofertarse al menos dos conciertos por día y se valorará la categoría artística de los mismos y especialmente la actuación de más de un artista con proyección internacional, el grado de éxito y la aceptación en función de su presencia en las listas al efecto y el caché, así como la variedad del cartel y estilos, y la mejor propuesta para el concierto solidario.

Respecto a los horarios, los conciertos nunca podrán empezar antes de las 20.00 horas ni finalizar después de las 02.00 horas; aunque los viernes, sábados y vísperas de festivo podrán acabar a las 03.00 horas. Se deberán respetar las necesidades derivadas de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y se establecen dos jornadas del festival que podrán tener horario ampliado pudiendo comenzar a las 16.00 horas, siempre que sea sábado, domingo o festivo.

Los organizadores cumplirán toda la normativa exigida y contarán con un plan de autoprotección, un plan de emergencia y evacuación, servicios sanitarios, personal de seguridad, personal técnico, de carga y descarga, y un plan de transporte. Igualmente, deberán obtener la correspondiente licencia que exige la Ley de Espectáculos de Cantabria.

Respecto al concierto solidario, tendrá como finalidad apoyar proyectos de carácter social desarrollados en Santander por entidades que trabajen por la infancia y la familia, personas en situación de dependencia, personas con discapacidad y otros colectivos en situación de exclusión o aislamiento social.

Además, los licitadores tendrán que aportar una relación de patrocinios cuyo importe no podrá ser inferior a 300.000 euros, un plan de medios y publicidad, un cuadro de precios de las entradas y abonos, y un plan de dinamización para la ciudad con una valoración mínima de 30.000 euros.

El evento deberá ajustarse al proyecto previsto y será por cuenta de los adjudicatarios "todos" los gastos necesarios para su desarrollo, tanto los relativos a la producción como al pago de los cachés, sin que el Ayuntamiento "asuma compromiso alguno" en ese sentido. También deberán suscribir el citado seguro por incomparecencia del artista o artistas contratados.

Las bases de licitación y los criterios de valoración se podrán consultar en el portal municipal de licitación electrónica en el enlace https://contratacion.santander.es/ y las empresas licitadoras podrán presentar sus propuestas en el plazo de 20 días naturales contados desde la publicación del anuncio en el perfil del contratante del Ayuntamiento.

Contador

Para leer más