Publicado 01/12/2021 12:58CET

El Congreso acuerda reclamar al Estado mejoras en el tren de cercanías Santander-Bilbao

Archivo - Tren regional
Archivo - Tren regional - MESAS DE MOVILIDAD DE CANTABRIA - Archivo

PRC y PNV pactan una iniciativa, enmendada y apoyada por PSOE y PP, para aumentar frecuencias y mejorar tiempos de viaje, que rechazaron Bildu, Más País y Unidas Podemos

SANTANDER, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diputado nacional del PRC, José María Mazón, ha alcanzado un acuerdo en el Congreso de los Diputados con el Partido Nacionalista Vasco para reclamar al Gobierno mejoras en la línea de cercanías entre Santander y Bilbao mientras avanza el proyecto promovido por los regionalistas cántabros para unir las dos capitales en menos de una hora, que en este momento se encuentra en fase de estudio informativo.

Los dos grupos, junto con el PSOE y el PP, aprobaron anoche una proposición no de ley planteada por los nacionalistas y posteriormente enmendada con la aportación regionalista y del resto de los partidos, para pedir un incremento de las frecuencias y una mejora de los tiempos de viaje entre las dos capitales.

Y también, para concretar las inversiones necesarias tanto en materia de infraestructuras como en la flota de trenes y en personal, mientras se "agilizan los estudios dirigidos a la posible implantación de una línea de alta velocidad como parte del corredor Cantábrico-Mediterráneo, en especial a lo que se refiere a su estudio informativo", han informado PRC y PP en sendos comunicados.

OPORTUNIDAD

Los regionalistas han destacado que así consta en la enmienda introducida por Mazón, quien destacó durante el debate celebrado en la Cámara Baja la "oportunidad" de esta iniciativa, que "describe con mucha exactitud una situación real", e hizo hincapié en las "carencias" que presenta en este momento la conexión tanto por las "deficientes" infraestructuras, como por la falta de personal y la limitación de horarios y frecuencias.

En este sentido, recalcó que el servicio ferroviario no responde en este momento a "la utilidad social" que se le requiere, como consecuencia de "la falta de una oferta que haga que la gente utilice este medio de transporte".

También lamentó que Cantabria "tiene el dudoso honor de ser la comunidad que más tráfico de cercanías ha perdido en las últimas tres décadas de todo el sistema ferroviario español", por lo que urgió medidas que pongan fin a esa situación, informa el PRC.

Y los 'populares' destacan por su parte que impulsaron el acuerdo para mejorar el tren Santander-Bilbao con la enmienda transaccional rubricadda para garantizar medidas enfocadas a la modernización de esta línea ferroviaria.

NO DE BILDU, MÁS PAÍS Y UNIDAS PODEMOS

Los diputados por Cantabria, Elena Castillo y Diego Movellán, explican que plantearon una enmienda a la PNL del PNV que tenía por objeto reivindicar las inversiones, "necesarias y justas", para la línea de ferrocarril de media distancia entre Santander y Bilbao, enmienda que fue transaccionada y resultó aprobada con 302 votos a favor de los 326 emitidos. Oponiéndose Bildu, Más País y los socios del Gobierno, Unidas Podemos.

La enmienda del PP perseguía "tranquilizar" a los cántabros e incluir, junto con las reivindicaciones de la modernización de la línea convencional de ancho métrico, la necesidad de agilizar los trámites administrativos del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, en especial, en lo que se refiere al estudio informativo del nuevo trazado del tren de altas prestaciones Santander-Bilbao.

En su defensa de la iniciativa, Castillo denunció "el aislamiento territorial y el aumento de la despoblación" en las zonas afectadas por la línea convencional de ferrocarril Santander-Bilbao, que cuenta con más de 125 años de antigüedad y comunica ambas capitales en 3 horas. Destacó que lleva "meses con retrasos en el servicio, escasez de horarios y problemas de seguridad y accesibilidad en estaciones, electrificación, pasos a nivel, material rodante y personal".

"Para los cántabros esto no consiste en elegir entre la línea convencional o un nuevo tren de altas prestaciones, porque son actuaciones complementarias", defendió la diputada, mientras su compañero de grupo consideró que "los cántabros no se merecen el trato que socialistas y regionalistas le están dando a nuestra región". Así, Movellán acusó al PSOE de ser "el principal culpable del aislamiento territorial y de la pérdida de oportunidades a las que se ve sometida Cantabria".