Debate.-Cantabria pedirá que el coste de prestación de servicios se incorpore al nuevo modelo de financiación autonómica

Actualizado 09/04/2008 15:33:26 CET

Agudo dice que las propuestas económicas van en "buena dirección" y que la publicación de balanzas fiscales dará mayor "transparencia"

SANTANDER, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cantabria intentará que en el nuevo modelo de financiación autonómica se tenga en cuenta como "punto de partida" el coste de prestación de servicios en lugar de exclusivamente criterios poblacionales, porque las comunidades pequeñas como Cantabria se encuentran con unos costes fijos proporcionalmente más altos que encarecen esas prestaciones.

Así lo dijo el consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo (PSOE), quien abogó además por conseguir un "pacto de Estado" en torno al modelo de financiación, que se acompañe además de un aumento de la dotación del Fondo de Compensación Interterritorial para que éste pueda utilizarse realmente como un "instrumento" para el desarrollo de las regiones más atrasadas.

En declaraciones a Europa Press, el consejero dejó claro además que la financiación autonómica no puede sentarse sobre la base de las balanzas fiscales que, durante su discurso de investidura, José Luis Rodríguez Zapatero se ha comprometido a hacer públicas.

El propio Rodríguez Zapatero ha separado expresamente ambas cuestiones y Agudo, aunque no descarta que haya comunidades que intenten agarrarse a las balanzas fiscales a la hora de negociar la financiación, recalcó que el modelo se tiene que aprobar en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y, por tanto, las comunidades deberán llegar a acuerdos.

Para el consejero de Economía, la publicación de las balanzas fiscales responde a un "ejercicio de mayor transparencia" y permitirá "aclarar algunas cosas". Ahora bien, matizó que hay distintas metodologías y en función de la aplicada puede haber también resultados diferentes, por lo cual, los datos son "muy matizables".

Insistió además en que "en modo alguno" las balanzas fiscales pueden ser un instrumento que sirva para debatir el nuevo modelo de financiación, entre otras razones, porque se podría caer en "contrasentidos".

Así, a modo de ejemplo, explicó que para obtener una balanza fiscal positiva Cantabria necesitaría que se invirtiera cinco veces el tramo Santander-Reinosa del AVE, pero en la práctica lo que le interesa es que se invierta, no sólo en ese tramo, sino también en los que discurren por Castilla y León o Madrid. Y otro tanto se podría decir de la Autovía de la Meseta, que en Cantabria ya está finalizada.

LOS PRINCIPIOS DE MODELO.

Para Agudo, en la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica, que se debe sustentar en "la autonomía, la suficiencia, la corresponsabilidad y la solidaridad", Cantabria se puede encontrar "problemas" porque algunas comunidades reclaman que se base en la población, mientras para nuestra región es más importante que el punto de partida sean los costes de prestación de los servicios.

Esto es así porque cuestiones como la dispersión geográfica y la orografía encarecen los servicios en Cantabria, pero también el hecho de ser una comunidad pequeña, ya que los costes fijos en comunidades con mayor población "se diluyen".

Con lo que sí está de acuerdo Cantabria es con el hecho de que el nuevo modelo dote de más autonomía financiera y capacidad normativa a las comunidades, pero Agudo matizó que habrá qué ver hasta qué punto ese modelo dota a la región de recursos para financiar los servicios en igualdad con otras comunidades.

Asimismo, incidió en la importancia de la solidaridad y, por tanto, de que el Estado tenga recursos para garantizar un nivel de servicios semejantes en todas las comunidades.

MEDIDAS ECONÓMICAS.

Finalmente, respecto a las medidas económicas comprometidas por Rodríguez Zapatero para hacer frente a la situación económica actual, Agudo consideró que demuestran la importancia que el líder socialista concede a la economía y prueban también que "hay un Gobierno con voluntad de incidir en ella con medidas concretas" que, a su juicio, "van en la buena dirección".

Además, destacó que lo importante no es sólo que las medidas están definidas, sino que además han sido "bien recibidas" por los agentes económicos y sociales, lo cual les confiere mayor "seguridad y estabilidad" y ayuda a "eliminar incertidumbres".