Publicado 27/01/2022 12:42

La fiscal mantiene los dos años a Vilar al haber "prueba de cargo" de apropiación en la FCF

Alberto Vilar, expresidente de la Federación Cántabra de Fútbol, en el juicio contra él por presunta apropiación indebida, al disponer de fondos de la entidad
Alberto Vilar, expresidente de la Federación Cántabra de Fútbol, en el juicio contra él por presunta apropiación indebida, al disponer de fondos de la entidad - EUROPA PRESS

SANTANDER, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La fiscal ha mantenido la petición de dos años de prisión al expresidente de la Federación Cántabra de Fútbol Alberto Vilar al entender, tras el juicio celebrado contra él, que hay "prueba de cargo bastante" como para acreditar que hechos cometidos durante su mandato al frente de la entidad (1990-2012) son constitutivos de un delito continuado de apropiación indebida, por disponer de fondos de la misma en beneficio personal.

Así lo ha concluido en la última sesión de la vista, desarrollada a lo largo de esta semana en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria, y en la que la representante del ministerio público ha introducido modificaciones en su escrito de calificación provisional acerca de distintas cuantías relacionadas con los ilícitos enjuiciados, en los ejercicios 2010, 2011 y 2012.

Dichos montantes se refieren a la adquisición de bienes con cargo a la FCF pero destinados al domicilio particular del implicado (plantas, material de construcción, artículos de ferreterías o gafas graduadas), seguro del hogar, planes de pensiones o venta de entradas compradas a la Federación Española de Fútbol para encuentros nacionales e internacionales disputados en la región.

La Fiscalía, que aprecia el delito agravado por la cuantía pero con la concurrencia también de la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas, interesaba 2.400 euros de multa a Vilar así como el pago de una indemnización a la FCF de 148.888 euros, cuantía en concepto de responsabilidad civil que tras el plenario ha elevado a 151.120 euros.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la Federación Cántabra de Fútbol, también ha cambiado en parte su escrito original, suprimiendo partidas, incorporando otras o modificando las inicialmente establecidas, y reconociendo además la atenuante de dilaciones indebidas, pero simple en vez de muy cualificada.

Así las cosas, de los siete años de cárcel que pedía en un principio para Vilar -tres por un delito continuado de apropiación indebida agravado por la cuantía y cuatro por estafa- se ha pasado a una solicitud de cuatro años y nueve meses -un año y nueve meses por apropiación indebida y tres años por este mismo tipo pero agravado por la cuantía-.

Además, el letrado de la FCF -que interesaba una multa a 8.100 euros-, ha rebajado de 182.619 euros a 140.955 euros el montante de la indemnización reclamada para la entidad futbolística, presidida desde 2012 y hasta la actualidad por Miguel Ángel Peláez.