Publicado 27/02/2021 12:49CET

El Gobierno rehabilitará una de las cabañas del Poblado Cántabro de Cabezón de la Sal

Archivo - Poblado cántabro de Cabezón de la Sal
Archivo - Poblado cántabro de Cabezón de la Sal - GOBIERNO - Archivo

Invertirá cerca de 45.200 euros para completar la recuperación de este complejo turístico y divulgativo

SANTANDER, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio invertirá cerca de 45.200 euros en la rehabilitación de una de las tres cabañas que conforman el Poblado Cántabro de Cabezón de la Sal, completando con esta actuación la recuperación de este complejo turístico cerrado desde septiembre de 2019 tras verse muy afectado por las fuertes lluvias que cayeron en Cantabria.

El objetivo es que el Poblado Cántabro, un referente divulgativo de la Edad del Bronce y del Hierro en Cantabria, pueda abrirse y recibir visitas este verano.

La Consejería de Turismo acondicionará la cabaña circular que se encuentra en la parte superior del poblado, ubicado en el 'Picu de la Torre' a la entrada de la localidad. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Urbaser y su plazo de ejecución es de cuatro meses.

El poblado cuenta con un total de tres cabañas: dos circulares, cuya reproducción es fiel a la técnica constructiva de las moradas de los cántabros utilizada hace más de 2.000 años, y una cuadrada, enmarcada en la II Edad del Hierro y con influencias celtibéricas.

El Ayuntamiento de Cabezón se ha hecho cargo de la rehabilitación de dos de ellas, mientras que la Consejería iniciará las obras de la tercera en las próximas semanas.

ACTUACIÓN

Los trabajos comprenden la rehabilitación integral de la construcción, que se encuentra en estado semirruinoso, y la mejora del drenaje perimetral mediante la construcción de una franja drenante que facilite la evacuación del agua.

Para su ejecución, se utilizarán técnicas tradicionales de construcción y materiales autóctonos como la madera para el entramado, varas de avellano para la formación de la base de los cerramientos y cubrición, brezo como material de acabado de la cubierta y adobe tradicional para los cerramientos.

El cerramiento lateral de la cabaña se ejecutará con un entramado de ramas de avellano y adobe de arcillas y fibras vegetales (paja), que recubra el armazón de avellano. La cubierta se realizará con un entramado de varas de avellano (ripia) y una cobertura de escoba. La cobertura vegetal se realizará en dos fases, una primera de 10 centímetros de espesor, sobre la que se colocará una lámina impermeable de plástico o metálica, y una segunda de 25 centímetros de espesor. Con ello, se garantiza la impermeabilidad y estabilidad frente al viento.

Se completarán las actuaciones con el acondicionamiento del pavimento interior de arcilla.

El consejero, Javier López Marcano, ha señalado que se trata de una "importante inversión para los intereses turísticos de Cabezón de la Sal, dado que el Poblado Cántabro se ha convertido en uno de los referentes del municipio, visitado tanto por cántabros como por turistas de otros lugares".

El titular de Turismo ha destacado, asimismo, su valor como elemento "cultural e histórico" al contribuir a difundir y dar a conocer el Patrimonio y la Historia de los cántabros. "Es un museo al aire libre que también atrae a grupos escolares durante el año", ha dicho.

"Es fundamental que nuestros municipios cuenten con atractivos y productos turísticos que atraigan a visitantes y que les animen a quedarse en la zona y visitar otros puntos de interés como el Museo del Traje, el bosque de Secuoyas, el Molino de Carrejo o el Museo de la Naturaleza de Carrejo. Ello contribuye, a la vez, a mover la economía local", ha concluido.

EL POBLADO

El de Cabezón De la Sal es, junto al de Argüeso, una de las dos únicas reproducciones de un poblado cántabro existentes en la Comunidad Autónoma.

El complejo se encuentra a tan solo unos minutos a pie del centro urbano y cercano a la salida de la autovía A-8. Constituye, asimismo, un referente divulgativo de la Edad del Bronce y del Hierro en Cantabria, recreándose elementos típicos de este arco cronológico para el disfrute del visitante.

Para complementar el arco cronológico a nivel constructivo, también se exhibe la típica cabaña cuadrada, enmarcada en la II Edad del Hierro donde la influencia celtibérica alcanzó el mayor apogeo en territorio de los antiguos cántabros.

Otro de los elementos que destaca es la gran muralla construida en torno a las terrazas del interior del poblado, la única reproducción de este tipo en Cantabria a este nivel constructivo, que refleja la técnica utilizada en este tipo de estructuras defensivas.