Actualizado 08/12/2009 11:56 CET

La investigación judicial por el derrumbe del Cabildo finalizará en los próximos meses

Un informe pericial cifra los daños provocados por el derrumbe en medio millón de euros

SANTANDER, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La investigación judicial por el derrumbe de un edificio en el barrio santanderino del Cabildo de Arriba que provocó la muerte a tres personas hace dos años se encuentra "muy avanzada" y podría finalizar en los próximos meses.

De esta forma, la instrucción que se sigue en este proceso por delito de daños imprudentes y homicidio por imprudencia podría finalizar a finales de año o en los primeros meses del próximo, según informaron a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

A partir de que finalice esta fase, será el Juzgado de Instrucción número 2 de Santander el que decida si dicta un auto de archivo, es decir, si se sobresee la causa porque no se ven responsabilidades, o si se abre un procedimiento abreviado. Esto último implica que, en el momento en que las partes emitieran sus escritos, se abriría la fase de juicio por el caso. Y entonces sería también cuando se conocerá cuál es la postura del Ministerio Fiscal.

Entre los trabajos realizados durante este período por el Juzgado que sigue la causa se encuentra la tasación del daño provocado por el derrumbe, que un informe pericial encargado en febrero de 2008 ha fijado en 500.000 euros.

Esta prueba ha sido una de las que más se ha demorado debido a que para tasar este daño era necesario localizar a todos los propietarios afectados, y se suma a otro encargado sobre las causas que provocaron que el 8 de diciembre de 2007 se desplomara el número 14 de la calle Cuesta del Hospital, provocando la muerte a tres vecinos, dos de ellos de la misma familia.

En un primer momento, distintas voces apuntaron como posible causa a las obras en el número 12 de la misma calle, el edificio contiguo, que fueron más allá de lo permitido por la autorización municipal, que fue para obra menor, para arreglar la fachada y la cubierta.

Tras la apertura de diligencias, el juzgado que tramita el caso, que era el que se encontraba de guardia el sábado que se produjo el siniestro, ha tomado declaración a los imputados (dos, el ingeniero y el gerente de la empresa), junto a testigos, afectados o perjudicados, en total, más de treinta declaraciones.

La Asociación de Vecinos del Cabildo de Arriba se personó como acusación particular, representando a una treintena de víctimas del derrumbe, entre ellos la familia en la que se produjeron los dos muertes, pero también propietarios o residentes de los edificios afectados.

Así, entre las dos personas que han declarado en calidad de imputados se encuentran el técnico de la empresa 'Memecons', que ejecutó las obras en el número 12 de la Cuesta del Hospital, además del gerente de esa compañía, Adolfo M., quien en enero de 2008 declaró que el proyecto de obra se redactó siguiendo las instrucciones de la comunidad de propietarios.

La empresa 'Memecons' sostuvo entonces que ejecutó el proyecto que le encargó la comunidad de propietarios de ese inmueble. Según relató entonces, durante un período de un año y medio, la comunidad de propietarios del número 12 de la Cuesta del Hospital, junto con un ingeniero y una dirección de obra, redactaron el proyecto para los trabajos en este edificio, de los que se cree que provocaron el derrumbe en el número 14 que causó la muerte a tres vecinos.