Publicado 22/06/2021 13:28CET

El jefe de la Policía Científica cree que "no hay crimen perfecto" sino "mala investigación o topes" a esta labor

El comisario general Policía Científica, Pedro Luis Mélida (izda), y el catedrático de Antropología Miguel Cecilio Botella
El comisario general Policía Científica, Pedro Luis Mélida (izda), y el catedrático de Antropología Miguel Cecilio Botella - JUAN MANUEL SERRANO ARCE/ UIMP

Mélida: El anteproyecto de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "no es favorable a nuestras pretensiones"

SANTANDER, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El comisario general de la Policía Científica, Pedro Luis Mélida, considera que "no hay crimen perfecto" sino "mala investigación" o "topes" a esta labor que hacen que haya sucesos sin resolver.

Así lo ha señalado este martes en rueda de prensa Mélida, director del XIV Encuentro de la Policía Científica que esta semana se está celebrando dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander y que, en esta edición, precisamente aborda la pregunta: '¿Existe el crimen perfecto?'.

Como ejemplo de las limitaciones a la investigación policial, Mélida ha indicado que, por ejemplo, la actual ley que regula la toma de muestras y la búsqueda de perfiles genéticos de ADN "coarta mucho la investigación" y supone "muchas cortapisas".

Por ejemplo, ha señalado que esta ley obliga a que el presunto autor de un delito tenga que dar consentimiento para que se le pueda tomar una muestra de ADN, con lo que puede negarse.

ANTEPROYECTO DE LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL

Además, Mélida se ha referido a la futura Ley de Enjuiciamiento Criminal, cuyo anteproyecto fue aprobado el pasado noviembre en Consejo de Ministros tras lo que se abrió el trámite de consulta pública para recoger aportaciones que permitan mejorar el texto.

El comisario general de la Policía Científica ha indicado que el Ministerio de Interior, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, ya ha realizado aportaciones puesto que, según ha dicho, "de momento" el texto "no es favorable" a las "pretensiones" de su departamento.

De todos modos, Mélida ha advertido que la ley "tardará" ya que, una vez recogidas las aportaciones y ser revisada, tendrá que emprender al trámite parlamentario.

En esta edición del Encuentro de la Policía Científica, que se celebra esta semana en el Palacio de la Magdalena, se intentan aportar las claves de cómo hay que hacer las cosas en la investigación que no haya crimen perfecto, algo que para Mélida pasa por la calidad y la estandarización de los procedimientos y la metodología.

Además, en el curso, se abordan distintos métodos de la investigación de la investigación policial, como las claves de la inspección ocular tanto de recogida de indicios como en la parte de su recreación videográfica; fórmulas de identificación, como la dactilar, la antropología forense, el reconocimiento e identificación facial o el ADN, el cual, según ha dicho, "cada día se abre más" y ofrece más posibilidades.

En el curso, también se abordan cuestiones, como el trabajo en las grandes catástrofes, la información periodística de sucesos, la investigación de desapariciones o en casos de violencia de género.

Mélida ha indicado que, para la Policía Cientifica, la investigación de delito de violencia de género es, por lo general, "la más fácil que hay". "Sabemos quién es el autor. Lo complicado es hasta que ponemos ese rostro", ha señalado.

El jefe de la Policía Científica ha señalado que la violencia de género es un "problema multidisciplinar de la sociedad" que la Policía sola "no puede abordar".

CONFÍA EN LA RESOLUCIÓN DE UN CRIMEN EN SANTANDER DE HACE CASI 20 AÑOS

Por su parte, el jefe de la Policía Científica se ha referido en la rueda de prensa a un crimen sin resolver en Santander: El de la profesora madrileña que en 2002 apareció muerta a puñaladas después de haber salido tras salir de una boda en el Real Club de Tenis.

Mélida ha confiado en que "tarde o temprano" este caso se podrá resolver.

El comisario jefe de la Policía Científica ha comparecido acompañado del presidente de la Sociedad Española de Antropología Física, el catedrático Miguel Cecilio Botella, quien, en la rueda de prensa, se ha referido al denominado 'Caso Colmenares' de Colombia, la muerte en 2010 de un joven estudiante universitario que fue encontrado muerto en Bogotá, como un caso paradigmático en el que se dio, según ha dicho, "la tormenta perfecta de lo que nunca debe pasar".

De hecho, ha indicado que pese a que ya hay una sentencia definitiva sobre este caso, el tema sigue despertando "dudas".

Para leer más