Publicado 04/08/2021 10:59CET

Julio fue un mes frío en Cantabria

Vista de la entrada de la cueva del Soplao este mes de julio
Vista de la entrada de la cueva del Soplao este mes de julio - EUROPA PRESS

SANTANDER, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Julio ha sido un mes frío en el conjunto de la región y pluviométricamente normal, según el Avance Climatológico de Cantabria elaborado por la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Las temperaturas máximas estuvieron por debajo de lo esperado, mientras que las mínimas se mantuvieron en torno a las normales. La nubosidad en la vertiente cantábrica ha modulado el carácter térmico de algunos valles en particular. La temperatura media fue de 17,3 grados centígrados, medio grado por debajo del valor medio de julio del periodo 1981-2010.

En cuanto a la lluvia, resultó normal, con 39 litros por metro cuadrado de promedio, un 80% de la cantidad media esperada. La precipitación cayó irregularmente repartida, con áreas muy húmedas como la bahía de Santander, y otras secas, como el valle del Saja y las comarcas del Ebro.

La precipitación de julio se distribuyó de forma irregular a lo largo del mes, en episodios breves y con precipitaciones débiles. Solo la semana central transcurrió libre de precipitaciones.

El principal episodio tuvo lugar el día 7, que afectó especialmente al área de la bahía de Santander, donde se produjeron acumulaciones de más de 30 litros por metro cuadrado en el aeropuerto y Ojáiz.

En otras zonas cercanas a la costa se registraron cantidades menores _-como en las Cuevas de Altamira, donde se registraron 26 litros por metro cuadrado; en San Felices de Buelna, 25; en Torrelavega, 24, o en Villacarriedo, 23.

Después de este evento, solo las precipitaciones del día 31 resultaron significativas, y nuevamente en el área de la bahía de Santander se registraron las mayores cantidades, que superaron por poco los 20 litros por metro cuadrado en 24 horas.

Las temperaturas estuvieron por debajo del valor esperado, aunque experimentaron notables variaciones. Las máximas alcanzaron valores elevados el día 5 en la vertiente cantábrica, superando los 30 grados en Ramales, Villacarriedo, Terán, San Felices de Buelna y Tama, entre otras estaciones.

También en torno al día 18 se registraron temperaturas alrededor de 30 grados en los valles cantábricos, mientras que en las comarcas del Ebro se superaban los 35 --en Cubillo, 35 y en Polientes 36--.

Sin embargo, en el promedio mensual las temperaturas máximas han estado claramente por debajo de las que corresponden al mes de julio, determinando el carácter de la temperatura media del mes.

Las temperaturas mínimas, por su parte, tuvieron un comportamiento más uniforme, y en general estuvieron dentro de los valores esperados para esta época del año.

La insolación ha estado en torno a los valores normales en el litoral y ha resultado más escasa en el interior. Se registraron 193 horas de sol en Santander/Parayas, un 4% por encima de lo normal.

El viento sopló lo normal del mes de julio. En Santander/Parayas se registró un recorrido de 7.591 kilómetros, exactamente el valor medio.

Se registraron tres descargas procedentes de rayos en dos días de tormenta, los días 7 y 25.

VALORES EXTREMOS

Los valores extremos el pasado julio fueron, en cuanto a la temperatura máxima más alta, 35,6º grados el día 21 en Polientes, y la mínima más baja, 1,1 grados, el día 16 en Nestares.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 36,3 litros por metro cuadrado el día 7 en Ojaiz; y la racha máxima de viento alcanzó los 76 kilómetros por hora el día 5 en Alto Campoo.