La normalidad ha reinado este sábado en las carreteras cántabras

Actualizado 07/07/2015 13:10:43 CET
Autovía, Tráfico En Cantabria, Coches. Circulación
EUROPA PRESS

La circulación se ha visto afectada por un accidente en la A-67 en Aguilar de Campoo (Palencia) en el que han muerto dos personas

SANTANDER, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

La normalidad reina a estas horas en las carreteras cántabras, que a lo largo de esta jornada de sábado, la tercera de la Operación Salida, no han registrado grandes retenciones a excepción de algunas por la mañana y hasta primera hora de la tarde en la Autovía del Cantábrico (A-8) entre Castro Urdiales y Ontón, con siete kilómetros de atasco.

Así lo han informado a Europa Press fuentes de la Benemérita, que han señalado que tampoco durante el día ha habido ningún accidente destacable en las carreteras cántabras.

LA CIRCULACIÓN, AFECTADA POR UN ACCIDENTE MORTAL EN AGUILAR DE CAMPOO

Además, el tráfico hacia Cantabria se ha visto afectado por el accidente registrado sobre las 13.15 horas en la A-67 a su paso por Aguilar de Campoo (Palencia), en sentido Santander, en el que dos personas han fallecido y otras tres han sufrido heridas graves en un choque entre dos turismos.

El suceso ha obligado a cortar la A-67 en sentido norte hasta las 15.30 y el tráfico ha sido desviado por la N-611.

Los dos fallecidos han sido una mujer de 29 años y un hombre de 80 años. Este último circulaba por la A-67 en sentido contrario, lo que provocó un choque frontal, según han informado a Europa Press fuentes del Servicio de Emergencias 112.

En un primer momento se apuntó que fueron tres las personas que perdieron la vida pero finalmente se ha constatado que son dos los fallecidos, mientras que una tercera persona esta grave.

El suceso se ha producido en torno al kilómetro 103 de la A-67. Minutos antes del impacto el Servicio de Emergencias 112 había recibido varias llamadas que alertaban de un vehículo marca Mercedes circulaba en dirección contraria en este tramo de la autovía.

Finalmente el Mercedes, conducido por H.R.G., de 80 años, chocó frontalmente con un Fiat Stilo, en el que viajaba la otra fallecida, M.T.F.C. El choque fue de tal magnitud que uno de los turismos se incendió.

El conductor del Fiat Stilo, F.I.S, de 33 años, se encuentra en estado muy grave y fue trasladado en helicóptero al Hospital Universitario de Burgos.