Santander.- Cabezón afirma que "cabe la posibilidad" de que los ediles socialistas "no repitan" en las listas

Actualizado 14/01/2007 15:52:58 CET

El candidato del PSC-PSOE destaca que "no hay ningún preacuerdo" con el PRC y desvela que "seguramente" la número dos sea una mujer

SANTANDER, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSC-PSOE a la Alcaldía de Santander, Jesús Cabezón, ha afirmado que "cabe la posibilidad" de que los actuales concejales del Grupo Municipal Socialista "no repitan" como miembros de la nueva lista que él liderará en las próximas elecciones de mayo.

"Cabe la posibilidad de que alguno repita como cabe la posibilidad de que no repitan", manifestó Cabezón sobre el futuro político de los ediles socialistas actuales, ya que "yo he ocupado responsabilidades" que al terminar una etapa "ha habido ocasiones en las que he repetido y otras en que no", precisó, en una entrevista a RNE recogida por Europa Press.

En cualquier caso, Cabezón agradeció a sus "compañeros que han estado en la oposición del Ayuntamiento de Santander" que "hayan estado años tratando de desarrollar su trabajo, tratando de presentar alternativas y mociones que sabían que no iban a tener el respaldo de la Corporación", -gobernada con mayoría absoluta del PP-, y "con la mayor de las dignidades".

El presidente saliente de Caja Cantabria afirmó tener "las manos absolutamente libres" para formalizar la lista socialista al Ayuntamiento, que confía salga "de cierto consenso, si es posible alcanzarle", y "seguramente" y, al igual, que en el caso del PRC, tendrá de número dos a una mujer, aunque "creo que estas cosas hay que verlas con normalidad. A mí verdaderamente me espanta que sea noticia que la número dos de una lista sea una mujer".

Cabezón aseguró desconocer las encuestas de intención de voto, pues ha preferido dejar primero su cargo al frente de Caja Cantabria antes de entrar de lleno en la 'maquinaria' electoral. En este sentido, aseguró que aunque no hay "incompatibilidad" entre ambos puestos, "la prudencia y la responsabilidad parecían aconsejable el no compatibilizar" el ser presidente de la entidad de ahorro y candidato socialista.

PLATAFORMAS DE OTROS CANDIDATOS

Por esta misma razón, Cabezón es consciente de que, a diferencia de los candidatos del PP y del PRC, él no tiene "una plataforma para poder decidir hasta el mes de mayo vamos a hacer equis cosas, porque yo no soy concejal ni consejero de nada", si bien "hay plataformas que a mí tampoco me entusiasman". "No me gustan algunas fotografías que aparecen en la prensa con el pie más que forzado para tratar de decir yo estoy aquí", remarcó.

Cabezón aseguró estar "convencido" de que será el "próximo alcalde" de la capital cántabra, como cierre de un "círculo" que se abrió en el año 1979, cuando fue también candidato por el mismo partido a las primeras elecciones municipales de la democracia, sólo que si en aquella ocasión no ganó, esta vez "creo que voy a ser alcalde con el apoyo de los ciudadanos y con esa intención, esa ilusión y esa responsabilidad me presento".

No obstante, el ex senador indicó posteriormente que "es difícil", a tenor "de los resultados de las últimas elecciones", que "alguien obtenga una mayoría absoluta, tanto en términos regionales como en las municipales", por lo que se impondrá "una negociación" para gobernar.

Dichas conversaciones se realizarán "al cierre de las urnas", ya que, -destacó- "no hay ningún preacuerdo" con el PRC, un partido "que tiene la Presidencia del Gobierno regional, ha sido responsable de área con el PP y ha gobernado en el Gobierno regional y en el Ayuntamiento de Santander", lo que demuestra que "hay cosas en la vida que no parecen inmutables ni dan estabilidad infinita".

35% COMO MÍNIMO DE VIVIENDAS CON PROTECCIÓN

Dentro del modelo previsto para Santander, Cabezón abogó por que "el 35 por ciento al menos de las viviendas que se construyan" tengan "algún tipo de protección", además de dotar a la ciudad de "servicios" como "aparcamientos" para "hacer de Santander una ciudad habitable, atractiva, de la que nos sintamos y nos sentimos orgullosos".

El eje de este modelo para el candidato socialista son "los habitantes", que "recuperara el protagonismo el vecino", desarrollando "el gran centro" de la ciudad y el "frente marítimo" para "una actividad viva", "comercial", sin olvidar "acometer los grandes proyectos que llevan años fomentándose y que tienen que pasar del holograma a la realidad, que es la unificación de las estaciones" o "una buena red de comunicaciones con el resto del mundo", complementada con una "red viaria interna".