Publicado 07/02/2019 19:06CET

Santander informa al Ministerio de Justicia de los pasos dados para cumplir la Ley de Memoria Histórica

Falta cambiar la denominación de una quincena de calles para las que hay que proponer y aprobar nuevos nombres

SANTANDER, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha remitido al Ministerio de Justicia un informe del Servicio de Cultura en el que se detallan todos los pasos que se han venido dando en esta legislatura para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

La regidora respondió con fecha 31 de enero a la carta que el director de Memoria Histórica ha remitido a 656 ayuntamientos, nueve de ellos de Cantabria, solicitándoles la "retirada inmediata" de los vestigios del franquismo que aún pervivan en sus espacios públicos, de la que informó ayer el Ministerio de Justicia.

En el informe municipal se hace constar, sobre los símbolos, que en enero de 2017 se procedió a la retirada de los dos últimos monumentos que había en espacios públicos: el monumento a las Legiones Italianas, en la plaza de Italia, y el dedicado a los Caídos en la IV División de Navarra, ubicado en el paseo de la Reina Victoria. En cuanto al cambio de denominación de calles, quedan una quincena para las que hay que proponer y aprobar nuevos nombres.

El informe recuerda que el Pleno de Corporación acordó por unanimidad en agosto de 2015 adoptar las medidas oportunas para determinar las menciones, nombres o símbolos que se deben retirar o cambiar, para proceder a adoptar dichas medidas.

La Alcaldía encomendó esta tarea al Consejo Municipal de Cultura y, éste, a su vez, a la Comisión de Historia y Patrimonio del Consejo. La Comisión llegó al acuerdo unánime de incluir 18 calles en la relación de vías públicas que deben cambiar de denominación en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, y señaló además otras siete en las que planteaban pequeñas modificaciones para cumplir con la norma -que ya se han acometido-.

Después de que en abril de 2016 el Pleno del Consejo Municipal de Cultura elevara el informe a la Corporación para su aplicación, el equipo de gobierno municipal hizo un nuevo encargo a la Comisión de Historia y Patrimonio para que propusiera criterios objetivos para la elección de nuevas denominaciones de calles en la ciudad.

En mayo de 2017 la Junta de Gobierno Local aprobó el informe emitido por dicha comisión, cuyas propuestas ratificó después el Pleno municipal y se incorporaron, a través de un nuevo artículo, al Reglamento de Títulos, Honores y Distinciones de la ciudad.

El Pleno aprobó el 31 de agosto de ese año el cambio de denominación de tres de las 18 calles incluidas en el listado acordado por los expertos.

"Para minimizar las molestias que ocasiona a los vecinos el cambio de denominación de calles, y dado el número de santanderinos afectados por estas modificaciones, más de 16.000", el equipo de Gobierno estimó oportuno realizar estos cambios "de manera gradual, comenzando por aquellas calles en las que se puede adoptar el nombre anterior u original de la vía".

"Y en esa línea se sigue trabajando", señalan desde el equipo de Gobierno del PP, que subraya que "siempre ha abogado por aplicar la Ley de Memoria Histórica de manera progresiva, desde la normalidad política, social e institucional, buscando el mayor grado de acuerdo y tratando de minimizar las afecciones para los ciudadanos derivadas de los cambios que conlleva todo este proceso".

LEGISLATURAS ANTERIORES

Desde el Ayuntamiento explican que los pasos dados en esta legislatura se suman a los de Corporaciones anteriores, y que en muchos casos, el proceso de retirada de símbolos se ha ido acompasando con los proyectos de remodelación de los espacios públicos en los que se ubicaban.

Así, la estatua ecuestre de Franco que se ubicaba en la plaza del Ayuntamiento se retiró el 18 de diciembre de 2008, aprovechando las obras de remodelación de la plaza y el aparcamiento subterráneo; el monumento a Matías Montero con motivo de las obras del aparcamiento de Puertochico; y el cañón del Almirante Cervera se trasladó al Museo de Limpias coincidiendo con la remodelación del Paseo del Chiqui.-

En cuanto a los nombres de calles y plazas, algunos de los primeros en cambiarse fueron los de la plaza del Ayuntamiento, anteriormente del Generalísimo, y de la plaza de Pombo, antigua plaza de José Antonio).

Según el Ayuntamiento, hasta la fecha se ha cambiado el nombre de una docena de calles y quedan, aproximadamente, otras tantas para las que hay que proponer y aprobar nuevos nombres. Una tarea que "se está realizando también de manera paulatina para adaptar el callejero con el mayor consenso posible y tratando de generar las mínimas complicaciones a los vecinos con los cambios", añade.