Actualizado 10/04/2014 15:54 CET

El Torrebús que apareció en Baracaldo prestaba servicio allí desde julio de 2013

Torrebús
EUROPA PRESS

Aguirre acusa de "negligencia" a Calderón y Fernández Berjano

TORRELAVEGA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE en el Ayuntamiento de Torrelavega ha asegurado que el Torrebús que apareció en Baracaldo (Vizcaya) estaba prestando servicio en la localidad vasca desde julio de 2013, que ha acusado de "negligencia" al exalcalde, Ildefonso Calderón, y al exconcejal de Movilidad, Alejandro Fernández Berjano, ambos del PP.

En una rueda de prensa, el actual concejal de Movilidad del Ayuntamiento, Pedro Aguirre, ha explicado que esa es la fecha que arroja la investigación de lo que ha tildado como un "bochornoso suceso".

Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT) denunció el pasado 21 de marzo un autobús del servicio municipal del Torrebús "circulaba" por Baracaldo e indicó que había comprobado la matrícula del autobús, localiza en la ciudad vizcaína pintado con los colores del transporte urbano de Baracaldo 'Kbus', que gestiona la UTE Transitia-Pavigom, la misma empresa privada concesionaria del servicio de Torrelavega.

Ese mismo día, el Ayuntamiento de Torrelavega aplicará a la empresa concesionaria del transporte urbano municipal, el Torrebús, una sanción de 3.000 a 9.000 euros, después de el autobús "desapareciera sin justificación".

Aguirre ha destacado que ese Torrebús el suceso se produjo "incluso antes de la reestructuración del servicio", lo que, a su juicio, "pone de manifiesto que el PP nunca apostó por este servicio".

Según Aguirre, tanto Calderón como Fernández Berjano "tienen que dar explicaciones" sobre por qué "permitieron la merma en la flota de autobuses, en contra de los intereses de los ciudadanos".

Ha señalado que, tras la investigación llevada a cabo por el departamento de Movilidad Urbana del Ayuntamiento sobre los motivos de que un autobús del servicio de transporte urbano de Torrelavega apareciera circulando en Baracadlo, el equipo de Gobierno PSOE-PRC se han quedado "estupefactos" al conocer que este Torrebús presta servicio en la localidad vasca desde julio de 2013.

Para Aguirre, esto es una circunstancia "bochornosa" que, en su opinión, "pone de manifiesto la negligencia e incompetencia" de Fernández Berjano y de Calderón.

El edil se ha preguntado porqué ni Calderón ni Berjano "miraron por los intereses de Torrelavega, como era su responsabilidad".

"Tienen que explicar a los ciudadanos porqué no hicieron nada para evitar esta situación, ya que, tras los datos que ha arrojado esta investigación, ya no lo pueden ocultar", ha aseverado.

Ha señalado que la "merma" en el número de autobuses "empeora" un servicio que, según ha recordado, han pagado "todos los ciudadanos de Torrelavega y por eso tiene que dar una explicación".

Aguirre ha explicado que es el Ayuntamiento de Baracaldo el que ha informado de que este Torrebús está en la localidad vasca desde el 5 de julio de 2013, lo que, a juicio de Aguirre, es "grave y bochornoso".

En su opinión, ni Calderón ni Fernández Berjano se han "tomado en serio" el servicio de Trasporte Urbano de Torrelavega.

Para el concejal de Movilidad Urbana, la actuación de la empresa de autobuses "cada vez tiene menos justificación" y ha señalado que, al margen de las explicaciones que den, desde el equipo de Gobierno le han "exigido que restituyan inmediatamente el vehículo y que éste vuelva a circular por Torrelavega".

Ha añadido además que "se verá qué responsabilidades económicas para la empresa se derivan de esta actuación". "Este Torrebús tiene que volver a Torrelavega, sí o sí, lo tienen que restituir, esa es nuestra exigencia, ya que nosotros sí queremos que se preste un buen servicio de transporte urbano para los ciudadanos", ha dicho el concejal.

Por último, Aguirre ha "deplorado" tener que informar de hechos como éste ya que, según ha asegurado, que desde que asumió la responsabilidad del transporte en Torrelavega, su intención es "relanzar y potenciar el servicio y hablar en positivo".

Sin embargo, ha opinado que también su "obligación" es informar de la situación de los servicios públicos "ante hechos graves y bochornosos como este".