Publicado 11/08/2021 12:46CET

Vivienda ha firmado en el último año 27 contratos de alquiler para familias vulnerables

Archivo - Oficina de Emergencia Habitacional de Cantabria
Archivo - Oficina de Emergencia Habitacional de Cantabria - GOBIERNO DE CANTABRIA - Archivo

SANTANDER, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Vivienda del Gobierno de Cantabria, en el primer año de vigencia del Plan de apoyo a familias vulnerables, ha firmado 27 nuevos contratos de alquiler social con familias en situación de vulnerabilidad que ha facilitado una vivienda inmediata a personas que han sido objeto de desahucio, personas sin hogar o mujeres víctimas de violencia de género, así como otros colectivos especialmente sensibles a las situaciones de crisis.

Se trata de un nuevo programa que se suma a las subvenciones ya existentes de hasta el 40% al alquiler, que reciben mensualmente cerca de 4.000 familias; a la línea específica que se abrió para las personas afectadas económicamente por la crisis del coronavirus COVID-19, y al resto de medidas de apoyo económico para fomentar la rehabilitación de edificios y viviendas que forman parte del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación, que desarrolla y gestiona el Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales.

Según ha explicado en un comunicado la directora de Vivienda, Eugenia Gómez de Diego, con estas 27 familias que han podido acceder a un hogar digno, son ya 67 los beneficiarios de este nuevo programa específico de acceso a la vivienda de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales.

En lo que va de año, para este programa concreto, el Gobierno ha abonado 69.205 euros en ayudas al alquiler a familias vulnerables, con unos compromisos de crédito de 156.459 euros.

Por otra parte, la directora general ha indicado que la Consejería de Empleo y Políticas Sociales ha recuperado cuatro viviendas de titularidad pública en Santander, Torrelavega y Los Corrales de Buena, por hechos como el mal uso del inmueble, conductas incívicas, impagos u ocupaciones ilegales, con la consiguiente entrega voluntaria de llaves tras negociar con los inquilinos.

Actualmente el parque público de vivienda que gestiona el Gobierno de Cantabria cuenta con 391 viviendas, "un número aún insuficiente" para poder ofertar el recurso de vivienda a familias que tienen dificultades de acceso a la misma en el mercado libre, por lo que se sigue trabajando para ir aumentando progresivamente.

Gómez de Diego ha explicado que la Dirección General de Vivienda sigue trabajando en cerrar acuerdos con grandes tenedores y particulares para cesión de viviendas al parque público que permitan seguir ampliando el parque público de vivienda en alquiler, propiedad del Gobierno.

Entre las medidas que el Gobierno está poniendo en marcha, se encuentra la opción del derecho de tanteo en las transmisiones de viviendas de protección oficial (VPO), así como abrir nuevos programas de ayudas de acceso a la vivienda.

El conjunto de las actuaciones de Vivienda de la Consejería en este 2021 suman 16,6 millones de euros destinados a la ampliación del parque público de vivienda, ayudas para el acceso a una vivienda de alquiler y rehabilitación con criterios de mejora de la eficiencia energética, la seguridad y la accesibilidad.