Unos 1.200 niños inician curso escolar en Campo de Criptana (Ciudad Real) en unos centros educativos renovados


Actualizado 10/09/2007 20:31:40 CET

CIUDAD REAL, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los centros educativos públicos de Campo de Criptana (Ciudad Real) abrieron hoy sus puertas para albergar a cerca de 1.200 niños, pertenecientes a la enseñanza Infantil y Primaria del municipio.

Según informó el Ayuntamiento en nota de prensa, el curso 2007-2008 se caracteriza, por tanto, por el incremento en el número de matriculación con respecto al pasado año, así como por el aumento de la escolarización entre la población inmigrante del municipio.

De esta manera, el colegio público "Domingo Miras" inicia las clases con 396 alumnos, de los cuales 91 son inmigrantes; el colegio público "Virgen de la Paz" cuenta con un total de 180 alumnos, de los cuales 42 son inmigrantes; el colegio público "Sagrado Corazón" tiene una matrícula de 210 alumnos, de los cuales 24 son inmigrantes; y finalmente, el colegio público "Virgen de Criptana" inicia el curso con 346 alumnos.

A falta de cerrarse la inscripción, en tanto que durante el mes de septiembre, podrían formalizarse algunas matriculaciones, el incremento de alumnos es de un 4 por ciento.

MEJORAS EN INFRAESTRUCTURAS.

Igualmente, el Ayuntamiento de Campo de Criptana ha estado llevando a cabo labores de mantenimiento y mejora en las infraestructuras educativas con el fin de acondicionarlas para el nuevo curso escolar.

Las principales actuaciones han ido dirigidas al arreglo de los desperfectos ocasionados por el temporal del mes de mayo, y de ahí que se hayan acometido obras en las cubiertas de los diferentes edificios, así como pintura del exterior de los centros. En el interior de los mismos, se han cambiado puertas, ventanas y persianas, realizando también una pintura integral de las aulas y una limpieza general de todos los centros.

Por otro lado, en cuestión medioambiental, se han arreglado los areneros, y se han podado los árboles y plantas del exterior. Igualmente, se han acondicionado los centros para adaptar el sistema de calefacción al gas natural, retirando las antiguas calderas y construyendo nuevos habitáculos para albergar las calderas nuevas.

Todo esto ha podido llevarse a cabo gracias a las subvenciones económicas aportadas por el Ayuntamiento y la Junta, las cuales han ascendido a más de 100.000 euros.