Arranca el I Torneo Internacional de Combate Medieval de Belmonte (Cuenca)


Actualizado 10/10/2015 15:27:14 CET
Combate
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN CUENCA

CUENCA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, acompañado de la presidenta del Patronato de Desarrollo Provincial, Paloma García, ha asistido este sábado a la ceremonia de inauguración del I Torneo Internacional de Combate Medieval 'Desafío de Belmonte 2015', que se desarrolla en esta localidad conquense hasta el próximo día 12 de octubre.

Prieto ha hecho hincapié en la importancia de este tipo de eventos, puesto que contribuyen a proyectar a la provincia turísticamente y mostrar el gran potencial que posee tanto en patrimonio histórico como cultural. Por ello, Diputación ha colaborado con este evento deportivo y lo hace aportando los trofeos para los duelos en categoría femenina.

Durante la ceremonia de inauguración de este I Torneo Internacional, los más de 250 combatientes se han presentado en el campo de liza, donde competirán durante estos tres días, a la vez que han realizado el juramento por un deporte limpio y con honor, ha informado la Diputación en nota de prensa.

Con la presencia de numeroso público, ha arrancado esta 'Champion League' del combate medieval, en el que participan equipos de once países, desde Estados Unidos e Inglaterra a Rusia, pasando por países de Europa del Este y, como no España. De hecho, combaten equipos de Madrid, Valencia, Logroño, Cataluña, Andalucía e, incluso, del propio Belmonte.

Durante estos tres días se dan cita en el Castillo de Belmonte 25 equipos en la modalidad de 5 contra 5; 16 en la de 10 contra 10; exhibición de los equipos rusos contra coaliciones en la modalidad de 21 contra 21; 32 participantes en las modalidades de duelo, tanto en espada y escudo como en espada de mano y media, y, sin olvidar, las combatientes femeninas, que participarán en las modalidades de duelo y en la de melé de 3 contra 3.

A estos combates a pie se suma este año, como novedad, la presencia de 37 artesanos, de los que 25 son españoles y el resto procedentes de Rusia, Ucrania y países de Europa del Este, entre ellos algunos de los mejores armeros del centro de Europa, especialistas en la fabricación de las armaduras utilizadas en este deporte de contacto, que son auténticas réplicas de las armaduras de los siglos XIV y XV.