Actualizado 31/12/2015 13:27:22 +00:00 CET

Obras de jesuitas toledanos del XVI, a exposición en la Biblioteca


Exposicion Sobre Salmerón 2 Fotografías
EUROPA PRESS/JCCM

TOLEDO, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Para cerrar 2015 la Biblioteca de Castilla-La Mancha ha organizado, junto a la Universidad regional (UCLM), una exposición sobre uno de los fundadores de la Compañía de Jesús, el toledano Alfonso Salmerón, cuando se cumplen 500 años de su nacimiento. La muestra, que estará abierta hasta el 6 de febrero en la Sala Borbón-Lorenzana, incluye más de 60 volúmenes pertenecientes a la colección que conserva la Biblioteca regional y que forman parte del fondo procedente de antiguas bibliotecas de colegios jesuitas.

La exposición está comisariada por David Martín López, investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha y especialista en el mundo jesuita, y por Carmen Morales Mateo, directora adjunta de la Biblioteca, quienes han preparado un discurso expositivo a través del cual se muestra la vida y obra de Salmerón y, a la vez, se recrean las bibliotecas de los colegios de la Compañía de Jesús mediante los ejemplares conservados en la colección Borbón-Lorenzana.

Compañero de Ignacio de Loyola, Alfonso Salmerón fue uno de los más destacados difusores de la doctrina católica por Europa en la época de expansión de las ideas protestantes. Además, participó en el Concilio de Trento como teólogo, siendo un gran estudioso de las Sagradas Escrituras a las que dedicó cuatro importantes comentarios que pueden verse en la muestra, ha informado la Biblioteca en nota de prensa.

La mayor parte de los ejemplares expuestos pertenecen a las bibliotecas que los jesuitas reunían en sus colegios. Estas importantes colecciones, tras la expulsión de la Compañía de Jesús de España en 1767, fueron incautadas y destinadas en su mayor parte a las bibliotecas universitarias.

En el caso del Colegio de san Eugenio y de la Casa Profesa de Toledo fue el entonces arzobispo Francisco Antonio de Lorenzana quien puso todo su empeño para que estos fondos se integraran en la Biblioteca Arzobispal, abierta al público en 1773. Más de 9.000 volúmenes fueron trasladados a esta Biblioteca en 1776. A ellos se sumaron unos 200 ejemplares procedentes del colegio jesuita de Almagro (CR). Fue más tarde, con las desamortizaciones de bienes de órdenes religiosas suprimidas durante el siglo XIX, cuando los libros de otros colegios jesuitas formaron parte de lo que sería la Biblioteca Provincial de Toledo.

La Biblioteca de Castilla-La Mancha conserva más de 12.000 volúmenes que formaron parte de unos catorce colegios jesuitas, además del Colegio de san Eugenio y Casa Profesa de Toledo. El tamaño de estas colecciones varía, conservándose un número importante de libros procedentes de los colegios de Talavera, Ocaña, Almagro o Navalcarnero.

La identificación de estas procedencias es posible gracias a los exlibris o anotaciones manuscritas que aparecen en los propios ejemplares con el nombre del colegio al que pertenecía la biblioteca y que pueden contemplarse en la exposición. Los libros que componían estas colecciones eran los utilizados en la formación de los colegiales: obras de gramática, retórica, textos clásicos para el estudio del latín y griego, filosofía, historia, política, matemáticas, astronomía o leyes.

También se incluían libros de temática religiosa como las constituciones de la Compañía, libros destinados al culto, manuales de teología y doctrina cristiana, además de obras escritas por jesuitas relacionadas con su labor misionera por todo el mundo. Incluso era frecuente encontrar libros expurgados por la Inquisición.

Junto a una cuidada selección de obras pertenecientes a estos colegios jesuitas, en la exposición pueden verse libros relacionados con la vida y obra de Alfonso Salmerón como Decretos del Concilio de Trento, impresos en 1564, y ediciones de finales del XVI y principios del XVII de sus comentarios a diferentes textos de la Biblia.

La producción bibliográfica de la propia Compañía también está presente a través de textos normativos, obras de propaganda, historia de la Orden y libros de los propios autores jesuitas. Todos estos valiosos ejemplares van acompañados por una colección de retratos al óleo de jesuitas relacionados con Alfonso Salmerón, junto al del propio Salmerón, realizados en el último tercio del siglo XVIII y que forman parte de la Galería de Personajes Ilustres que también conserva la Biblioteca Regional.

Para leer más