Actualizado 20/09/2007 20:48 CET

Los bomberos de Guadalajara comprueban la accesibilidad de algunas zonas para adecuarlas a los nuevos medios técnicos

GUADALAJARA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una dotación del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Guadalajara se desplazó hoy a la zona comprendida entre las calles General Moscardó Guzmán y Luis Ibarra Landete a fin de comprobar in situ la accesibilidad y la maniobrabilidad de sus vehículos de emergencia.

El equipo desplazado estaba compuesto por la bomba urbana pesada, el nuevo brazo articulado, un vehículo de mando y un equipo formado por 6 bomberos y el oficial del Cuerpo.

Según informó en nota de prensa el Consistorio capitalino, tras las pruebas realizadas, los técnicos del Servicio de Extinción de Incendios realizarán el pertinente estudio para diseñar el programa de prevención y autoprotección de los edificios de esta céntrica zona de la ciudad.

La Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Guadalajara puso en marcha el pasado mes de agosto el programa de recogida de datos para la creación del archivo local en el que se incluirán los planes de prevención y autoprotección de edificios públicos y privados y zonas de difícil acceso de la ciudad.

De momento, se han realizado pruebas similares en el barrio de Escritores y en distintos puntos de casco histórico. En los próximos días se realizarán en varias zonas de las Casas del Rey y, paulatinamente, se irá analizando el resto de barrios de la capital.