Calvo y Barreda firman el "pacto" para crear el Centro Internacional de época visigoda en la Vega Baja de Toledo


Actualizado 06/05/2007 17:13:49 CET

La ministra señala que supondrá investigación, protección del conjunto arqueológico y la irrupción de las Nuevas Tecnologías El presidente de C-LM apuesta por una actuación "ejemplar" que arroje "luz nueva" de una parte de la historia

TOLEDO, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Cultura, Carmen Calvo y el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, firmaron hoy el protocolo para la creación del Centro de Interpretación Internacional de la época visigoda en la Vega Baja de Toledo que ofrecerá una propuesta pedagógica sobre el Patrimonio Histórico, incluye un Museo de la época Visigoda, un Centro de Interpretación de la Vega Baja y un Centro de Investigación, y que según Calvo supone "un verdadero pacto por esta ciudad".

Así lo indicó la ministra tras firmar este protocolo en el Palacio de Fuensalida de Toledo junto a Barreda. Éste señaló que ahora es la oportunidad de hacer una actuación "ejemplar e integral", con un gran parque arqueológico que "sea visitable", una excavación sistemática que, desde el punto de vista académico y científico, "ofrezca todo tipo de información" y arroje "luz nueva" a una parte de la historia que "siempre ha sido más desconocida que otras" pero que en Toledo, y para toda España, "es crucial".

Por su parte, la ministra insistió además en el hecho de que el Centro será investigación, pero también "será protección del conjunto arqueológico" sobre el que finalmente se trabajará, será de "musealización de los hallazgos" que se encuentren y sobre todo, será la irrupción de las Nuevas Tecnologías para hacer un proyecto "absolutamente pedagógico" y didáctico donde ofrecer información "en el lugar en el que los hechos ocurrieron".

Calvo, que indicó en su intervención que una ciudad de estas características se juega su futuro "manejando bien su pasado", explicó que la firma es "un verdadero pacto" por lo que representa Toledo en términos históricos, de patrimonio arqueológico, y un pacto eficiente en una parte de la ciudad ya que, como coincidió con Barreda, ha de salir del Casco Histórico y "poner en valor con mimo e inteligencia propios del siglo XXI una ciudad tan importante" para entender la región y el país.

El acuerdo, aseguró, supone "dejar atrás las preocupaciones de meses" y ahora que "todo se ha vuelto a recolocar" --sobre todo tras la decisión del presidente de Castilla-La Mancha al respecto, recordó-- se vive un momento "extraordinariamente constructivo", para investigar "sabiendo lo que nos espera", y hacerlo de forma exhaustiva, dejando que "los expertos hagan su trabajo".

Así, se encontrará un lugar en el que el patrimonio histórico se introduzca en la sociedad de la información y el conocimiento y tener desde este lugar un centro para interpretar la época visigoda "tan importante para entender la historia de nuestro país" porque "una ciudad de estas características se juega su futuro manejando bien su pasado" y aquí "las cosas han llegado al sitio donde tenían que llegar".

Por eso, agradeció que se pueda llevar a colocar a Toledo como lugar donde se destile información y recreación sobre los bienes culturales, y que se proyectan sobre el conjunto de lo que es el patrimonio del país, todo sin olvidar lo que aportan las visitas culturales a España en el PIB.

"GRAN CAMPUS CULTURAL"

Se trata, continuó por su parte Barreda, de un Centro de Interpretación del mundo Visigodo y un Museo sobre los hallazgos de Vega Baja y de la ciudad que se harán sobre una superficie de 40 hectáreas donde "podemos hacer muchas más cosas" ya que "la ambición es enorme". Se trataría, aseguró, con el "gran pretexto" de la excavación, de hacer "un gran campus cultural" que uniera el Circo Romano con la Fábrica de Armas y donde podría haber, siempre que la arqueología lo permita, "otro tipo de edificios dedicados a la cultura".

En este sentido, el presidente de Castilla-La Mancha, que dijo que el gran parque arqueológico será "seguramente" el proyecto arqueológico "más importante de toda Europa", recalcó el compromiso que ayer mismo le manifestó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que este proyecto sea "de todo su gobierno" y por ello, ministerios como el de Defensa, con terrenos en Vega Baja; el de Fomento, a través del 1 por ciento Cultural, y también el de Trabajo con la obtención de fondos de empleo y formación, se involucrarán en el proyecto.

Toledo, señaló Barreda, es una ciudad que tiene futuro pero también un pasado que "quiere conservar, preservar y poner en valor pero que al mismo tiempo no teme a la arquitectura y las actuaciones del siglo XXI" por lo que lo que se hace es "construir" con el lenguaje de este siglo.

Junto al vicepresidente segundo y la consejera de Economía y Hacienda, Emiliano García-Page y María Luisa Araújo, respectivamente, estuvieron en la firma arqueólogos; el presidente de la Real Fundación Toledo, Gregorio Marañón y Bertrán de Lis; el director de la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Ramón Gonzálvez; el representante de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, Alfredo Pérez de Armiñán, el Grupo Tolmo y "a mucha gente", a los que Barreda agradeció su apoyo en el tiempo "de incertidumbre" y el haberse preocupado "porque salváramos este espacio y lo recuperáramos para siempre para la ciudad y los ciudadanos".

También agradeció el trabajo de los arqueólogos Ricardo Izquierdo, Lauro Olmo o Ángel Fuentes, ya que sobre sus estudios "nos vamos a basar para realizar este gran proyecto", pese a que haya quien piense, dijo, que "merece la pena solo las piezas singulares que puedan ser mas o menos llamativas" y desdeñe la importancia histórica de una trama urbana y de todo tipo de restos y vestigios que hablan de civilizaciones anteriores que "justo ahora queremos poner en valor".

Por último, Barreda quiso resaltar la figura de los cooperativistas, y de los empresarios que pretendían realizar viviendas en la zona de Vega Baja que "nos comprendieron" desde el primer momento, señaló, y han dado "todo tipo de facilidades".