Actualizado 09/06/2007 16:21 CET

El Corpus de Porzuna (Ciudad Real) queda reflejado en un DVDLibro de cara a su declaración de Fiesta de Interés Regional

CIUDAD REAL, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La festividad del Corpus Christi de Porzuna, uno de los más tradicionales y singulares de la provincia de Ciudad Real y de toda Castilla La Mancha, ha quedado reflejada en un DVD-libro, con la intención de promocionarla de cara a su declaración como Fiesta de Interés Regional.

Según informó hoy el Ayuntamiento en un comunicado, la presentación de esta obra tuvo lugar ayer, viernes, antes unas cien personas, en un acto que contó con la presencia de la alcaldesa, Blanca Fernández, el autor de DVD y del libro, Andrés Francia, y uno de los personajes vivos que más relación tiene con la celebración en la localidad, Juan Dorado, de casi 86 años de edad.

La presentación sirvió también para promover la creación de la nueva Asociación Cultural Danza del Corpus de Porzuna, con la que se pretende aglutinar y potenciar esta manifestación popular y religiosa, con la intención que se mantenga en el tiempo y no se pierda.

La alcaldesa, en este sentido, recordó que la "danza de Hábeas" es exclusiva de la procesión del Corpus de Porzuna y "única en el mundo" por lo que hay que "cuidarla y darle valor, manteniéndola viva y que no se pierda".

CELEBRACIÓN

En la festividad del Corpus, que se celebrará mañana, domingo, a partir de las 10.00 horas, los danzantes montan en caballos lujosamente enjaezados y se dirigen a la casa del sacerdote, la alcaldesa y las autoridades, acompañados por la ronda de guitarras, laúdes, bandurrias y castañuelas".

El grupo entona entonces el cántico de "Buenos días", cuyos orígenes se pierden en el tiempo, tras lo cual, se baila el Fandango de Porzuna, invitándose, a continuación, a dulces y un refresco a todos los asistentes.

La procesión saldrá por la tarde, después de la Misa que se iniciará a las 19.00 horas. Los danzantes esperan delante del Altar Mayor de la Iglesia hasta que el sacerdote entona "Marchemos en Paz", señal para el comienzo de la procesión del Corpus con una danza que recorre buena parte de las calles del pueblo.

Abriendo la comitiva marchan los niños y niñas que han hecho la primera comunión este año, arrojando pétalos de rosa al suelo al paso de la Custodia, colocándose tras ellos, los doce danzantes que bailan en filas de a cuatro al son de la música de guitarras, bandurrias y laúdes, tocando las castañuelas siempre de cara a la Ostia consagrada, que desfila bajo palio de seis varas.

Durante todo el recorrido procesional, que se lleva a cabo sobre alfombras de ajedrea y tomillo, se levantan altares que lucen paños con ricas puntillas y finas labores, imágenes y plantas.

Cuando llegan los danzantes a los altares, y tras ejecutar los movimientos rituales, quedándose de rodillas hasta que el sacerdote reza unas oraciones e inicia nuevamente la marcha. Es costumbre que la Procesión termine antes de que se ponga el sol.