Actualizado 29/04/2007 16:44 CET

El grupo castellano-manchego DGS aumentó un 50% su facturación en 2006

TOLEDO, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Grupo DGS, especializado en servicios de geotecnia y cimentaciones especiales, arquitectura, formación, calidad y gestión medioambiental a empresas, facturó 4,5 millones de euros en 2006, cifra que representa un crecimiento del 50 por ciento respecto al ejercicio anterior.

Los buenos resultados del grupo durante el pasado año se reflejan también en el beneficio antes de impuestos, que sumó 333.000 euros, más del triple que en 2006, informó en nota de prensa.

Grupo DGS atribuye este balance positivo a la mejora en los procesos de gestión interna y las nuevas áreas de actividad, entre las que cabe destacar los servicios de arquitectura e ingeniería que viene prestando desde finales de 2005 tanto en su sede central de Castilla-La Mancha como en sus delegaciones en Madrid, Comunidad Valenciana y Murcia.

Por encima de estos factores, el grupo destaca la gran contribución del personal de DGS, altamente cualificado y en constante formación. La apuesta del equipo directivo por la contratación indefinida de sus profesionales, más de la mitad de los cuales son mujeres, ha sido clave para consolidar uno de los proyectos empresariales más relevantes del panorama castellano-manchego y nacional.

Entre sus objetivos para 2007, cabe destacar la expansión de sus actividades al conjunto del territorio nacional, con la apertura de nuevas delegaciones en distintas comunidades.

Actualmente, DGS Geotecnia trabaja en el estudio de la calidad de los suelos donde se implantará la futura estación del AVE en Albacete, mientras que la división DGS Formación colabora con el Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (SEPECAM) en la formación de nuevas especialidades asistenciales muy sensibles para la sociedad, tales como asistencia geriátrica, atención infantil y atención especial a enfermedades mentales, por citar tan sólo dos de los proyectos más novedosos.