Actualizado 21/01/2009 22:15 CET

Jueces.- Magistrados de las distintas salas del TSJC-M acuerdan secundar la huelga

ALBACETE, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Magistrados de las distintas salas del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha acordaron esta tarde, en la asamblea celebrada en el Palacio de Justicia de Albacete, llevar a cabo una jornada de huelga el día 18 de febrero.

Según dio a conocer en rueda de prensa el magistrado de la sala de lo contencioso-administrativo, Jaime Lozano Ibáñez, la asamblea en la que estuvieron representados jueces de todas las salas del Tribunal Superior de Castilla-La Mancha, con un total de 33 asistentes, se acordó por 20 votos a favor y 13 en contra secundar la huelga convocada para el 18 de febrero.

Lozano Ibáñez, que dio lectura a un escrito en el que se explican las razones de la convocatoria de huelga, indicó que los jueces reclaman la efectiva adecuación del a planta judicial a la carga de trabajo real de los órganos judiciales, y exigen del Ministerio de Justicia, la homologación a la media europea del numero de jueces, exigiendo el compromiso inmediato para su incremento, a desarrollar en un plazo máximo de cinco años".

El magistrado Lozano Ibáñez, explicó que según el informe del Consejo de Europa correspondiente a 2008, para la eficacia de la Justicia, la media europea de jueces por 100.000 habitante es de 19'8, siendo el número de abogados por cada juez de 6'7. Mientras en España el número de jueces por 100.000 habitantes es tan solo de 10'1, y el número de abogados por cada juez es de 26'23.

Según este informe, explicó el magistrado, "España está en el puesto 38 de 47 países europeos en número de jueces por habitante", señalando que España tiene menos jueces por habitante que Turquía, Rumania o Estonia.

En 2008, recordó el juez Lozano, ingresaron en los juzgados españoles 9 millones de asuntos, a resolver por unos 4.500 jueces, "ingresando cada año un número de asuntos inasumible, acumulándose a los de los años anteriores que no han podido ser resueltos", puntualizó.

En las reivindicaciones puestas de manifiesto en el comunicado emitido por los magistrados del alto tribunal castellano-manchego, se pide al Consejo General del Poder Judicial la aprobación de un Reglamento que establezca la carga de trabajo que cada juez debe y puede asumir para dispensar una justicia de calidad, en que cualquier caso no podrá ser mas gravoso, que el anteriormente vigente.

Asimismo, Lozano Ibáñez señaló que las reivindicaciones tienen como fin "reducir drásticamente tan escandalosas listas de espera que padecen los órganos judiciales, que merman de manera evidente la eficacia y la calidad del servicio publico que se presta a los ciudadanos"

El comunicado de los magistrados concluye señalando, que estas reivindicaciones no excluyen otras que también consideran "apremiantes", y apoyan las exigencias acordadas por las asociaciones de jueces, aunque excluyendo la relativa a las retribuciones, que en modo alguno, consideran prioritaria.