Actualizado 23/08/2018 12:09 CET

El número de incendios forestales en C-LM se reduce un 35% y el de hectáreas calcinadas un 83%

Incendio en Almuradiel
PLAN INFOCA

TOLEDO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado que en lo que va de año el número de incendios forestales se ha reducido en Castilla-La Mancha en un 35 por ciento, con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En cuanto al número de hectáreas calcinadas ha descendido en un 83 por ciento.

Así lo ha confirmado este jueves el titular regional de Medio Ambiente, preguntado sobre esta cuestión concreta durante su visita a la sede toledana de Geacam, donde ha defendido que la campaña de extinción de incendios forestales se está desarrollando "con toda normalidad".

Y es que Martínez Arroyo ha abundado en que este 2018 está siendo un año "excepcionalmente bueno", a causa, sobre todo, de la "excepcional" climatología de final de primavera e inicio de verano, cuando se registró un volumen de precipitaciones por encima de lo habitual y temperaturas por debajo de lo normal para esas fechas. "Esto ha permitido que la mayor parte del suelo de la región tenga un grado de humedad muy superior al que habitualmente tienen en esos meses", ha añadido.

A una climatología favorable, ha añadido el consejero, se une "el esfuerzo que están haciendo los trabajadores del Gobierno regional, especialmente los de la empresa pública Geacam y los agentes medioambientales, que realizan tareas de prevención todos los meses del año desde que se inició la legislatura", ha recordado.

"Esto supone, en realidad y en la práctica, que se actúe en el doble de hectáreas en prevención y apagar los incendios, y sinceramente creo que lo estamos haciendo muy bien", ha añadido.

Dicho esto, Martínez Arroyo ha concluido recordando a los ciudadanos que, a pesar de estos datos tan positivos, no tienen que olvidar ser extremadamente prudentes no solo hasta el final de la campaña de extinción de incendios, prevista para el 30 de septiembre, sino durante todo el año, porque cualquier riesgo o una actuación no adecuada en el medio rural puede causar un incendio. "Agradezco a la ciudadanía su compromiso porque vamos a mejor", ha valorado.