El PP presenta un requerimiento previo de inactividad para que se reabra el Mesón Casas Colgadas de Cuenca

Actualizado 06/05/2014 14:46:17 CET

CUENCA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Popular Municipal ha presentado en el registro municipal del Ayuntamiento de Cuenca un requerimiento previo de inactividad por el cierre continuado del Mesón Casas Colgadas y para conseguir que este emblemático restaurante de la capital reinicie su actividad.

Así lo recoge este escrito que también pretende que el alcalde, Juan Ávila, solucione el problema de los trabajadores del mismo, que están en la calle desde el cambio de adjudicación de esta infraestructura de propiedad municipal, según ha informado el PP en nota de prensa.

El portavoz del PP, Pedro J. García Hidalgo, ha anunciado que, si no se atiende este requerimiento, su grupo presentará un recurso contencioso administrativo en el Juzgado para que se anule el contrato actual, se vuelva a abrir la licitación para que se incluya la subrogación de los trabajadores, y se abra el mesón lo antes posible.

Los 'populares' recuerdan que el edificio más representativo de la ciudad lleva cerrado desde el mes de octubre de 2013, "causando un perjuicio muy importante a turistas, conquenses y especialmente a quienes durante muchos años han desempeñado su labor en este restaurante y ahora se encuentran en una situación insostenible gracias al alcalde Juan Ávila".

El Grupo Popular ha denunciado "en numerosas ocasiones" estos lamentables hechos, "criticando la actitud del alcalde en este asunto, que incluso ha requerido la presencia de la policía local para echar del pleno a estos trabajadores en dos ocasiones". Entre sus quejas, dice, que no se haya incluido en el pliego la subrogación de los trabajadores, como se suele hacer en las concesiones municipales, y que el mesón permanezca cerrado y sin visos de abrirse próximamente.

El PP municipal recuerda también que la actual adjudicación ha estado rodeada de polémica, ya que mientras en el pliego se premiaba la posesión de una estrella michelín, --un valor que determinó el concurso--, dos meses después de la firma del contrato, en diciembre de 2013 la Junta de Gobierno Local en la que sólo están presentes los socialistas, aprobó la subrogación a otra empresa que no cuenta con este prestigioso galardón gastronómico.