Actualizado 23/09/2007 19:58 CET

La refinería de Repsol-YPF en Puertollano (Ciudad Real) inicia mañana una parada programada en el área de conversión

CIUDAD REAL, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Repsol-YPF comenzará mañana lunes la parada programada plurianual del área de conversión de su refinería de Puertollano (Ciudad Real), que tiene como objetivo la revisión de los equipos, realizar labores de mantenimiento e implantar diversas mejoras técnicas que permitan optimizar los procesos de trabajo y la seguridad de las instalaciones.

La parada, que tiene un presupuesto de más de 32 millones de euros, tendrá una duración aproximada de un mes y medio. En esta parada programada se realizarán trabajos de mantenimiento en unidades como el FCC, Coquer, Alquilación, Aminas y MHC, entre otras.

En la parada programada, según informaron en nota de prensa fuentes de la refinería, estará implicada la práctica totalidad de la plantilla propia y participarán más de 35 empresas contratistas externas. El volumen de trabajo estimado es de 500.000 horas/hombre y se prevé una punta de 1.200 trabajadores.

Uno de los aspectos principales que Repsol-YPF ha tenido en cuenta durante la preparación de esta parada es la seguridad de los trabajadores, con la incorporación de planes adicionales de seguridad y coordinación para asegurar el correcto desarrollo de los trabajos. Así, al igual que en paradas anteriores, se ha constituido un grupo de Coordinación de Seguridad, que incluye a personal de producción, mantenimiento, seguridad y medio ambiente, con el objetivo específico de vigilar la seguridad de los trabajos. Se contará también con la participación de los delegados de prevención de los sindicatos con presencia en la refinería y personal de las empresas contratistas relevantes.

FORMACIÓN EN SEGURIDAD.

Otro aspecto que se ha potenciado especialmente es la formación en seguridad con más de 8.000 horas impartidas de enero a junio, en las que han participado 2.048 trabajadores, 585 de ellos perteneciente a empresas contratistas.

La formación en seguridad con vistas a la parada se intensificó en verano, impartiendo 1.200 horas en cursos específicos como equipos de respiración, alquilación, entrada en espacios confinados o reciclaje de seguridad en parada, en los que han participado 418 trabajadores, 330 de ellos pertenecientes a empresas de contratas y el resto personal propio. Durante la parada continuarán desarrollándose cursos específicos de formación en seguridad.

El principal recurso con el que se cuenta de cara a la seguridad es la participación de empresas especialistas en sus campos de actuación y dotadas de personal cualificado y bien entrenado en su oficio, quienes apoyados por la supervisión y los medios preventivos antes descritos son la principal garantía de un trabajo seguro y eficiente.

Desde el punto de vista logístico Repsol YPF ha preparado un amplio dispositivo para la atención del personal de las empresas de contratas que participará en la parada estableciendo zonas interiores de aseo, descanso y comida, señalizando rutas interiores para el paso de peatones y vehículos lentos, y estableciendo nuevas zonas de aparcamiento.

Otras consecuencias a destacar de la parada son las que ya se perciben en la ciudad de Puertollano y en toda la comarca, donde los alojamientos, locales de ocio y de restauración, comercios y, en general, todos los de prestación de servicios están trabajando a pleno rendimiento para atender las necesidades derivadas del aumento de vecinos en la localidad durante este mes y medio.

Junto con el mantenimiento que se realiza a diario en las instalaciones del Complejo Petroquímico, las paradas programadas plurianuales como la que comienza esta semana, garantizan el correcto funcionamiento de las unidades, permitiendo la elaboración de productos de calidad, la seguridad de los trabajadores y el respeto al medio ambiente.