Actualizado 24/03/2007 19:57 CET

Los regantes de la Mancha Oriental se oponen al texto de reforma de la Ley de Aguas

ALBACETE, 24 Mar. (EUROPA PRESS)

La Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental (JCRMO) expresó hoy su total oposición al proyecto de reforma de la Ley de Aguas vigente, documento que consideran "inconstitucional" y no "hay por donde cogerlo".

A juicio de los regantes se trata de una "ley anticonstitucional que pasa por encima de la sentencia del Supremo de 2004, de la unidad de cuenca como unidad de gestión y en la que aparecen las demarcaciones con la mezcla de cuencas intra e inter-comunitarias", según argumentó Agustín González, presidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental.

Según González se trata de un borrador "que no tiene por dónde cogerlo que va a tener descontento a todas las autonomías y si va a ser así, lo mejor es que no salga".

González realizó estas declaraciones tras la celebración de la asamblea general ordinaria de la JCRMO, en la que se aprobó por amplia mayoría tanto el acta de la sesión anterior como las cuentas del ejercicio 2006 y el presupuesto para 2007.

El presidente de los regantes manchegos reconoció la preocupación del colectivo ante la sequía por la que atraviesa el sistema del Júcar. En este sentido, aseguró que los agricultores están descontentos con la última medida aprobada en la Comisión de Sequía del 15 de febrero, que obliga a los que no hayan ido a la oferta pública de adquisición de derechos (OPA) a hacer una restricción adicional del 20%, que se suma al porcentaje que la propia Junta Central de Regantes se impuso.

Es razonable el descontento porque se trata de gente que se queda sin la mitad del agua y que tiene sus cultivos plantados, expuso Agustín González, quien avanzó que la Junta de Gobierno "va a atender todas las peticiones para canalizarlas de la mejor forma posible para defender sus intereses".

Sobre dicha OPA, González estimó que el precio público del agua "ha sido bajo" y que, en caso de ser más alto, se habría sumado a ella un mayor número de agricultores.

"Esto viene a demostrar que los cultivos de Castilla-La Mancha son más rentables de lo que muchos dicen, sobre todo nuestros vecinos de Murcia y Valencia", continuó González quien aseguró que es la muestra "de que cuando se toca el bolsillo el agricultor prefiere cultivar antes que coger el dinero y largarse".