Actualizado 09/10/2007 19:58 CET

Un total de 382 cadáveres han sido exhumados hasta la fecha en la fosa del Monasterio de Uclés (Cuenca)

CUENCA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 382 cadáveres han sido exhumados a fecha de hoy en el Monasterio de Uclés (Cuenca), que fue durante la Guerra Civil campo de concentración y prisión, 262 de los cuales corresponden a la presente campaña.

Así lo confirmó en nota de prensa la empresa Grupo Arqueox Arqueología y Patrimonio, que se ha hecho cargo de las excavaciones arqueológicas del yacimiento de la Tahona, en el cual yacen más de 400 victimas de la Guerra Civil y represión franquista.

Esta nueva dirección arqueológica se planteó una serie de ejes directores de trabajo como comprobar que en la zona Norte, se habían exhumado la totalidad de los individuos existentes; que continuaban las exhumaciones del yacimiento en su conjunto respondiendo a un criterio ordenado; establecer una planimetría de la totalidad del conjunto de exhumaciones, y concluir en esta campaña la totalidad del yacimiento.

Por todo ello una parte del equipo comenzó con la revisión de la llamada "zona norte", ya que, anteriormente dicha zona se había descartado como positiva arqueológicamente hablando, pero tras un exhaustivo trabajo se han documentado 9 fosas, siendo exhumados 9 individuos.

Otra de las áreas de trabajo ha sido la zona central donde en el área Oeste cercana a la zona de "hospital", se han documentado 12 individuos en 6 fosas.

Además de las fosas excavadas, se han realizado una serie de sondeos valorativos, con el fin de cerciorarnos que en dichas zonas no hay restos humanos.

Destacaron desde la empresa arqueológica que en el área denominada de Hospital, la cual fue lugar de enterramiento mientras el Monasterio funcionó como Hospital de campaña, han aparecido una ocho de zanjas longitudinales, dividiéndose aproximadamente cada zanja en 11 fosas o divisiones.

De ellas se han sido exhumados un total de 73 individuos (a falta de completarse alguna de las mismas), siempre en ataúd de madera.

El Grupo Arqueox Arqueología y Patrimonio señaló que los ataúdes son "auténticos reciclajes de cajas con otra funcionalidad, para leche condensada, o medicamentos, que fueron readaptados a las necesidades de acondicionamiento para un difunto.

También destacaron que entre los enterramientos, destaca la aparición de numerosas amputaciones dentro de los ataúdes, así como la aparición de objetos personales tales como alianzas, anillos de afiliación sindical, monedas, gafas, plumas y lapiceros, así como algunos restos de papel.

Además de las mencionadas fosas, se han documentado en la esquina Noroeste tres fosas, que tienen en su interior, 2, 3 y 4 individuos respectivamente.