Tráfico.- Siete fallecidos en tres accidentes mortales registrados en las carreteras de C-LM durante el fin de semana


Actualizado 10/08/2008 22:23:04 CET

TOLEDO, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Siete personas han fallecido en los dos accidentes mortales registrados en las carreteras de Castilla-La Mancha desde el pasado viernes hasta las 20.00 horas de hoy, según el balance provisional facilitado a Europa Press por la Dirección General de Tráfico.

El accidente más grave se registró en la localidad toledana de Polán, y en el que murieron seis personas, cinco de ellas pertenecían a la misma familia.

El siniestro se produjo a las 10.10 horas en el kilómetro 25 de la CM-401 cuando un Seat Ibiza en el que viajaban una madre con sus hijos de cinco y 10 años, y la hermana y la madre de ésta colisionaron contra un Citröen C-4, en el que viajaba un hombre, falleciendo todos los implicados en el acto, a excepción de la niña de 9 años que fue inmediatamente trasladada al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, en donde fallecía horas más tarde. La pequeña ingresó con pronóstico grave, presentando un traumatismo craneoencefálico, traumatismo abdominal y fractura abierta de fémur bilateral.

Tras el incidente, la Guardia Civil abrió una investigación para esclarecer las causas del suceso. Al parecer, la madre y los niños habían ido a Getafe (Madrid) a recoger a sus familiares para pasar unos días con ellos en la localidad toledana de Gálvez, en la que residen, y en el camino de vuelta acabaron chocando frontalmente tras un adelantamiento antirreglamentario, según apuntan la primeras hipótesis llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad.

El otro accidente mortal se registró en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), localidad en la que perdió la vida el conductor de un ciclomotor, de 62 años de edad, al ser arrollado por un vehículo, mientras circulaba por la CM-3113.

Según informaron fuentes del Subsector de Tráfico en declaraciones a Europa Press, el siniestro se produjo sobre las 8.20 horas, en el kilómetro 21.700 de la CM-3113, cuando el conductor del ciclomotor fue arrollado por el vehículo.