Actualizado 08/12/2014 02:25 CET

En 2013 se hicieron en Castilla y León más de 35.300 testamentos y otros 18.000 entre enero y junio de 2014

VALLADOLID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

En el ejercicio de 2013 se realizaron en Castilla y León más de 35.300 testamentos, y otros 18.000 en el primer semestre de 2014, pero a pesar de ser uno de los documentos notariales más solicitados sigue siendo un gran desconocido para una gran parte de la sociedad.

¿Qué se necesita y cuánto cuesta hacer testamento? ¿Qué problemas evita? ¿En qué consiste la legítima y es igual en toda España? ¿Qué pasa si no se ha hecho testamento? ¿Se paga impuestos por heredar? Son algunas de las preguntas a las que dan respuesta los 8.300 trípticos informativos 'Las ventajas de hacer testamento ante notario', editados por el Consejo General del Notariado y ya disponibles en las 196 notarías castellanoleonesas.

En el folleto, tal y como explica el colectivo de notarios, se informa de que independientemente de cuánto valgan los bienes del testador, hacer un testamento suele oscilar entre los 38 y 50 euros, y sólo en casos excepcionales la cantidad puede ser mayor. También, que el testamento es revocable y se puede cambiar tantas veces como se quiera, de modo que el realizado con posterioridad deja sin efectos el anterior.

En el tríptico informativo se explica que el testamento más común para las personas casadas y con hijos es aquel en el que la pareja se deja el uno al otro el usufructo y nombran herederos a los hijos (popularmente conocido como "Del uno para el otro y después para los hijos"). Con este tipo de testamento, el cónyuge viudo, por ejemplo, tiene derecho a residir en la vivienda familiar mientras viva sin que los hijos puedan oponerse, pero nunca podrá vender nada del fallecido sin el consentimiento de éstos.

El Consejo General del Notariado anima a los ciudadanos a que se asesoren sin ningún tipo de compromiso en cualquiera de las 196 notarías existentes en Castilla y León. Tras conocer la voluntad del testador, los notarios informan de la legalidad vigente a nivel nacional y autonómico y asesoran de manera imparcial para adecuar su voluntad a la ley. No hacer testamento, suele devenir en un proceso más largo y más costoso que si se hace.

Uno de los aspectos sobre el que los ciudadanos presentan más dudas es si a la hora de hacer testamento se debe realizar un inventario de los bienes. El Consejo General del Notariado deja claro que no, que sólo se debe especificar a quiénes se dejan los bienes y cómo se desea repartirlos. Será después del fallecimiento cuando los herederos tendrán que hacer un inventario de los bienes y de las deudas, si las hubiera, y proceder a su reparto.

El número de actos tanto de testamentos como de herencias se mantiene constante a lo largo de los años. En el caso de los testamentos ante notario, en el año 2013 se hicieron en Castilla y León más de 35.300, y en cuanto a las herencias, superaron las 22.351. Tendencia similar se observa en el primer semestre de 2014 en ambos casos.