Actualizado 18/12/2008 14:12:37 +00:00 CET

El Aeropuerto de Burgos responde con éxito a los tiempos de la normativa internacional en un simulacro de accidente aéreo

BURGOS, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director del Aeropuerto de Burgos, Ángel Antonio Otero, señaló hoy tras la realización de un simulacro de accidente aéreo que el Plan de Emergencia Aeronáutico ha respondido con éxito a los tiempos establecidos por la normativa internacional.

En este sentido, explicó que para los bomberos del aeropuerto la normativa internacional establece un tiempo de reacción de tres minutos desde el momento que se produce el accidente mientras que para los medios externos, en este caso coordinados a través del 112, el tiempo máximo establecido está en unos 15 minutos, y confirmó que "así ha sido" durante el simulacro realizado esta mañana.

El Aeropuerto de Burgos, siguiendo el programa de revisión de su Plan de Emergencias Aeronáuticas, realizó hoy este ejercicio con el objetivo de comprobar y evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos, así como analizar al eficacia de los mismos y el grado de conocimiento e integración de todos los colectivos implicados en la atención de una emergencia aeroportuaria,

La subdelegada del Gobierno, Berta Tricio, sostuvo que con este ejercicio el aeropuerto cumple con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OCI), según la cual los aeropuertos están obligados a realiza al menos un simulacro cada dos años. En este caso, según indicó Tricio, Aena ha querido hacer el simulacro del aeropuerto burgalés en su primer año de funcionamiento "precisamente por eso, por ser un aeropuerto nuevo".

DESCRIPCIÓN DEL SIMULACRO.

En el ejercicio se simuló el accidente de una aeronave comercial tipo reactor bimotor de 50 plazas con 30 pasajeros a bordo y una tripulación de cuatro miembros. Está realizando la maniobra de aproximación a la pista 22 y en el momento del aterrizaje se produce un fallo lo que ocasiona la pérdida de control del aparato que acaba impactando en la pista y deslizándose por la misma hasta detenerse en la margen derecha de la pista.

La aeronave sufre graves daños estructurales con derrame de combustible y se declara un incendio. El balance del accidente fue de seis fallecidos, once heridos y 17 heridos leves o ilesos

El Plan de Emergencia contempla la intervención secuenciada y coordinada en un siniestro de varias dependencias, organismos, entidades e instituciones pertenecientes o relacionadas con el Aeropuerto (Centro de Operaciones, Servicio de Extinción de Incendios, Seguridad, Cuerpos de Seguridad del Estado en el Aeropuerto, Mantenimiento y Servicios, Compañía de handling, línea aérea y compañía suministradora de combustibles).

Además, también participan otros medios del exterior tales como Protección civil, Subdelegación del Gobierno, Junta de Castilla y León, Ayuntamiento de Burgos, Sacyl, Cruz Roja y hospitales, juzgado de guardia, forense, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local de Burgos.

Entre los grupos de seguridad, de apoyo, de intervención, sanitarios y el dispositivo judicial además del gabinete de crisis y los figurantes, participaron en el simulacro más de 150 personas y cerca de 40 vehículos.