Arte y literatura, sellos de Santa María la Blanca de Villalcázar (Palencia) en su centenario como Monumento Nacional

Publicado 30/11/2019 12:29:57CET
Retablo de la iglesia de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga (Palencia).
Retablo de la iglesia de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga (Palencia). - AYUNTAMIENTO DE VILLALCÁZAR DE SIRGA - Archivo

   Esta iglesia "monumental" alberga numerosos bienes muebles y acoge a la virgen a la que Alfonso X el Sabio dedicó varias de sus cantigas

   VALLADOLID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El arte y la literatura son dos de los sellos que hacen diferente a la iglesia de Santa María la Blanca, ubicada en la localidad palentina de Villalcázar de Sirga, desde sus inicios en los tardíos años del siglo XII hasta la actualidad, cuando se cumplen 100 años desde que Alfonso XIII la nombrara Monumento Nacional un 6 de diciembre de 1919.

   El arte, por los numerosos bienes muebles que alberga en su interior, y la literatura porque Alfonso X el Sabio dedicó varias de sus cantigas a la virgen que se ubica en el templo palentino. Una iglesia "monumental" en todos los sentidos, como la define el delegado Diocesano de Patrimonio, José Luis Calvo, que también guarda relación con el Camino de Santiago, al encontrarse en una localidad por donde transcurre parte del mismo, y relacionada con al Orden del Temple.

   Aunque la iglesia gótica contaba con cinco naves en sus inicios, de las que se conservan parte, en la actualidad se pueden seguir observando muchos de los hitos artísticos que la hacen "singular" como son los sepulcros reales que alberga, los retablos o sus portadas. "Santa María la Blanca destaca por su monumentalidad, grandiosidad de espacios y por albergar bienes muebles, algunos únicos en Palencia de Castilla y León", incide Calvo.

   En concreto, la capilla de Santiago, iluminada por un gran rosetón, acoge tres sepulcros góticos en los que fueron sepultados el infante Felipe de Castilla y Suabia, hijo de Fernando III el Santo y hermano de Alfonso X el Sabio, fallecido en 1274, de Inés Rodríguez Girón, segunda esposa del infante Felipe, y el de Juan de Pereira, caballero de la Orden de Santiago.

Contador