Actualizado 21/07/2021 10:35 CET

Hoteles de CyL advierte de que las nuevas medidas "vuelven a hundir" al sector y a los eventos

VALLADOLID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Hoteles de Castilla y León ha advertido este miércoles de que las nuevas medidas adoptadas por la Junta esta semana "vuelven a hundir" a este sector y, especialmente, a la organización de eventos familiares.

En un comunicado recogido por Europa Press, la Asociación ha apuntado que según los asociados ya se observan cancelaciones de reservas de eventos familiares, "que son muy importantes en esta época del año".

La Asociación considera que se han aplicado prohibiciones "indiscriminadas" que ponen "en tela de juicio, de forma constante" la profesionalidad y responsabilidad del sector ante la situación sanitaria, "cuando ni siquiera se han sentado con ellos a analizar las medidas que en su día presentaron".

Los alojamientos y las empresas dedicadas a la celebración de grandes eventos han recordado que desarrollaron y remitieron a la Junta de Castilla y León, hace más de dos meses, un protocolo para realizar "todo tipo de eventos de forma segura, minimizando el riesgo de contagios", pero lamentan que ahora la administración "se limita a prohibir y no a regular".

Por esta razón, los empresarios hoteleros reclaman que se desarrolle un documento regulando esta actividad, con directrices claras y estrictas, pero que permitan mantener un funcionamiento estable.

Lo que se hace en este momento es "prohibir actividades legales, sin buscar alternativas que garanticen la seguridad, ni perseguir las ilegales que se están realizando en espacios privados, sin ningún tipo de regulación, ni protocolo sanitario porque no se puede actuar de oficio y sin una denuncia, cosa que sí se puede hacer cuando tu establecimiento cumple con todos los requisitos legales".

En este sentido, han reflexionado que casi año y medio después de empezar esta contingencia, siguen "sin bases legales que consigan que se respeten contundentemente las medidas de seguridad y la falta de interés e indiferencia, ante un sector hotelero que desconocen, vuelve a provocar pérdidas económicas y de ingresos con cancelaciones que optan por territorios limítrofes donde no hay tantas restricciones".

Contador