Béjar contará con un programa territorial para "reactivar" su tejido industrial

Actualizado 26/11/2018 12:28:17 CET

BÉJAR (SALAMANCA), 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La localidad de Béjar (Salamanca) contará con un programa territorial de fomento para "reactivar" su tejido industrial y el empleo, un documento que se centra en ocho ejes diferenciados de trabajo para alcanzar el objetivo.

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha sido la encargada de presentar este lunes, en el salón de plenos de la Casa Consistorial de Béjar, los ocho ejes fundamentales del Programa Territorial de Fomento 2019-2021 para este municipio y su área de influencia.

En este acto, la responsable autonómica ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, Alejo Riñones, y el presidente de la Diputación Provincial, Javier Iglesias, junto a otras autoridades provinciales y de la zona.

El documento ha sido promovido por la Junta de Castilla y León en colaboración con el Ayuntamiento bejarano, la Diputación de Salamanca, la Universidad de Salamanca (USAL) y la Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo de la Comunidad (Fafecyl), y tiene como objetivo "favorecer la reactivación industrial y la generación de puestos de trabajo".

De ahí que incluya medidas para incentivar la implantación de nuevo tejido productivo y mejorar la competitividad del existente; apoyos financieros para lograr ambos retos; iniciativas de formación y atracción de capital humano, y de impulso a infraestructuras, entre otras.

La Ley 6/2014, de 12 de septiembre, de Industria de Castilla y León, establece en su artículo 28 que podrán aprobarse programas territoriales de fomento para una o varias zonas de la Comunidad cuando concurran "especiales necesidades de reindustrialización" o se encuentren "en declive", ha recordado la Consejería tras la visita a Béjar de Pilar del Olmo.

OCHO EJES

El Programa Territorial de Fomento para Béjar se ha estructurado en ocho ejes. El primero hace referencia al suelo destinado al asentamiento de empresas y se centra en el polígono Béjar Industrial, propiedad de SEPES, entidad pública adscrita al Ministerio de Fomento.

Con el fin de incrementar su atractivo y fruto de las gestiones realizadas por la Junta y el Ayuntamiento con el Gobierno de España, el precio de sus parcelas se rebajará el 15 por ciento durante el periodo 2019-2021. Además, el Consistorio destinará 500.000 euros a actuaciones de promoción y mejora de esa infraestructura.

El segundo capítulo se dedica a la financiación, y supone que los proyectos de empresas y emprendedores que se desarrollen en la zona se considerarán "prioritarios" a la hora de acceder a los apoyos de la Lanzadera Financiera de la Junta. Por otra parte, se constituirá un fondo específico de capital riesgo con una dotación de al menos tres millones de euros que será gestionado por Sodical Instituto Financiero.

El tercer eje se asienta sobre la Universidad. Para ello, se aprovechará el potencial de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial (ETSII) de la USAL -con sede en Béjar- por su capacidad para ejercer de "centro tecnológico de referencia".

A través de una aportación del Ejecutivo autonómico de un millón de euros, la institución académica ofrecerá servicios de asesoramiento y orientación empresarial, potenciará el emprendimiento y los proyectos de I+D+i, respaldará la creación de 'spin-off' o 'startup', y desarrollará un plan de inserción profesional, prácticas y empleo (SIPPE).

INVERSORES

El cuarto apartado, según ha detallado, se centra en la búsqueda y atracción de inversores, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), ente público adscrito a la Consejería de Economía y Hacienda.

Como incentivo se prevé otorgar una puntuación adicional en las líneas de subvenciones a los proyectos empresariales que elijan Béjar para implantarse, lo que les dará "ventaja" a la hora de obtener este tipo de ayudas.

El quinto bloque versa sobre las infraestructuras, y en él cobra "especial relevancia" la estación de esquí Sierra de Béjar - La Covatilla, "considerada el motor económico de la zona". Se apuesta por ampliar y diversificar sus instalaciones, de manera que "se consolide como reclamo turístico todo el año, y no sólo en la época invernal". Para ello la Junta invertirá tres millones de euros, ha detallado.

El sexto epígrafe plantea aprovechar los recursos endógenos para el desarrollo de actividades industriales vinculadas a la agroalimentación, el sector forestal, las energías renovables, la valorización de residuos, los servicios logísticos -Béjar se ubica en la Ruta de la Plata-, el agua y el patrimonio histórico, cultural y natural.

El séptimo área incide en mejorar la cualificación del capital humano de la mano de la Formación Profesional, la formación para el empleo y la formación continua, para lo que se contará con el Centro Integrado de FP Ciudad de Béjar, la Oficina del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl) y la Fundación Anclaje de la Comunidad.

Para finalizar, el plan contempla que la Junta pueda declarar "de especial trascendencia y urgente actuación" los proyectos de reindustrialización de la localidad salmantina, lo que permitirá "simplificar y agilizar la tramitación de las autorizaciones necesarias para poner en marcha nuevas actividades productivas".

POSIBLES PROPUESTAS

La consejera de Economía y Hacienda ha recordado, por último, que el Plan Territorial de Fomento para Béjar cuyas "líneas maestras" se han presentado se concibe como un instrumento "abierto" y "permeable" a la incorporación de las propuestas de otras instituciones y entidades de la zona que compartan el propósito de reactivarla.

El texto articula la creación de un grupo de seguimiento en el seno de Fafecyl, que estará integrado por el Gobierno autonómico, el Ayuntamiento de Béjar, la Diputación Provincial, la Universidad de Salamanca, los agentes económicos y sociales representados en el Diálogo Social y la Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo de Castilla y León.