Actualizado 16/12/2009 12:26:12 +00:00 CET

Burgos presentará siete proyectos al Fondo Estatal de Inversión de 2010, con 15,4 millones para nuevas tecnologías

BURGOS, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Burgos presentará siete proyectos al Fondo Estatal de Inversión de 2010 de acuerdo a las líneas planteadas por el Gobierno.

Así lo anunció hoy el portavoz municipal del equipo de Gobierno, Javier Lacalle, quien anunció una inversión de 15.400.000 euros en infraestructuras y adecuación e instalación de nuevas tecnologías.

En este sentido, anunció la puesta en marcha del nuevo centro de procesamiento de datos del Consistorio burgalés; con un presupuesto de más de 1.000.000 de euros, la extensión de la red Wifi; con una partida de 200.000 euros, y la renovación y adecuación del alumbrado público encaminado al ahorro energético; con un presupuesto de 1.000.000 de euros.

Por otro lado, destacó que "la mayor cuantía de este nuevo Plan E" se destinará a inversiones en materia deportiva a través de la remodelación del Polideportivo de Lavaderos, la rehabilitación de las Piscinas Municipales de San Amaro y la construcción de un nuevo polideportivo en el barrio de Gamonal.

Estas tres infraestructuras contarán con un presupuesto de 8.000.000 de euros, "que refuerza el compromiso con las instalaciones deportivas en Burgos".

El último de los proyectos a financiar con este nuevo plan estatal será la segunda fase de urbanización del entorno del Complejo Museístico de la Evolución Humana. En concreto, la peatonalización del paseo de Atapuerca con un presupuesto de 5.000.000 de euros.

Con el conjunto de todas estas partidas se alcanza el 80 por ciento del presupuesto para la capital burgalesa dentro del nuevo Plan Estatal de Inversión para 2010. El resto del presupuesto será destinado íntegramente, en el capítulo de materia social, al funcionamiento de centros cívicos y mantenimiento de escuelas educativas.

La próxima semana, el Ayuntamiento de Burgos hará llegar algunos de estos proyectos a la Subdelegación del Gobierno en Burgos, con el objetivo de que sean aprobados y reenviados a los técnicos ministeriales y que a principios de 2010 puedan contar con la aprobación definitiva.