Publicado 05/07/2018 14:42CET

Del Canto defiende el éxito de la operación con Unicaja

VALLADOLID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El que fuera presidente del Banco CEISS, Evaristo del Canto, entre 2011 hasta su desaparición ha defendido este jueves el "éxito" de la operación del banco resultante de la integración entre Caja España y Caja Duero con Unicaja, a la que se ha referido como la "salvadora" del proyecto de las extintas cajas en Castilla y León donde se mantienen 400 oficinas y cerca de 3.000 empleos.

"Es un éxito amargo pero es un éxito con la que ha llovido", ha reiterado el ex presidente del Banco CEISS convencido de que "en un futuro próximo" Unicaja hará un esfuerzo para potenciar la capacidad de negocio en Castilla y León desde el reconocimiento de que es un "milagro" haber podido mantener lo que queda en la Comunidad, Madrid y zonas limítrofes.

Del Canto ha destacado en varias ocasiones la "benevolencia" y "paciencia" de Unicaja en los distintos procesos de negociación y, tras aclarar que ni tiene intereses ni es accionista del banco andaluz, ha rechazado que Unicaja haya sido egoista en esta operación para insistir en que ha sido "la salvadora" de un proyecto que ha afrontado cuatro años de "incertidumbre regulatoria" durante los que no ha podido hacer sus deberes y sólo trabajar en asuntos como la integración de personal, informática o logística.

"Hoy ya es libre", ha sentenciado Del Canto en su comparecencia este jueves en la Comisión de Investigación sobre las cajas de ahorro de Castilla y León donde ha defendido que el banco formado por Caja España y Caja Duero hubiese sido viable de no haber tenido que hacer frente a una "regulación insostenible" sin la que se hubiese salvado parte del sector, ha augurado.

"Pasamos la prueba, teníamos viabilidad, por eso vine yo a este banco", ha asegurado el compareciente quien ha agradecido el apoyo de la autoridad regional pero ha lamentado que los sucesivos decretos -cuatro en su etapa al frente de CEISS, ha rememorado-- hayan impedido encauzar la situación con suficiente tiempo, como sí se ha permitido a los bancos a través de ampliaciones de capital a las que no pudo acceder EspañaDuero. "En tan corto espacio de tiempo las cosas son asfixiantes", ha lamentado para aclarar que tampoco critica los decretos.

Del Canto ha apelado a su experiencia en las cajas de Castilla y León para defender que cuando llegó creía que se podían encauzar las "debilidades" o las "humedades" de Banco CEISS que era "solvente" tras la inyección de 525 millones de euros por parte del FROB a un 7,75 por ciento más del 0,15 por el que se pagaron 40 millones de euros durante tres años, hasta su "vuelco" a Unicaja. "A la caja no le han regalado el dinero", ha aclarado a este respecto para asumir que con esos 525 millones la organización estaba "en cierta medida intervenida".

"BUSCAMOS AUXILIO"

"Llegó un momento en el que no era difícil, era imposible, y buscamos auxilio", ha relatado Del Canto en referencia a las amenazas de "nacionalización" y de "liquidación" por parte del Frob ante lo que se optó por buscar alternativas para poder complementar el capital que necesitaba EspañaDuero para cumplir la nueva regulación (necesitaba un capital del 10 por ciento frente al 8,2 por ciento que reunía).

Ese "tanteo" en el sector determinó que Unicaja era la opción "más solvente" y "homogénea" para los intereses del Banco CEISS por su ratio de solvencia en un primero acuerdo de integración con una cuota de participación del 30/70 por ciento "siempre" con la audiencia del Banco de España y del Frob.

Del Canto ha explicado que ese acuerdo se rompió tras un nuevo decreto que derivaba en "mayores necesidades" para Banco CEISS que se tuvo que mantener al margen en la segunda operación de negociación con Unicaja que llevaron a cabo Banco de España, el Frob y las autoridades de Bruselas, a las que ha cuestionado en otro momento de su comparecencia por no exigir lo mismo en todos los países.

El expresidente del Banco CEISS ha reconocido que las cajas de Castilla y León tendrían que haber anticipado el problema de las "estructuras megalómanas" de "cientos y cientos" de temas que ha diferenciado del cliente habitual y se ha mostrado convencido de que si hubiese fraguado un antiguo intento de unión con Duero hoy pervivirían ambas cajas. "Hemos perdido todos", ha asumido en resumen para advertir en la Comisión de que nadie está exento de responsabilidades y reivindicar la importancia de que se hubiese dejado el asunto en manos de profesionales alejados de "interferencias" y de "encorsetamientos". "Faltó eso", ha replicado.

Del Canto ha admitido que con la desaparición de las cajas de ahorro Castilla y León ha perdido una "gran riqueza en todos los sentidos", una realidad de que la "todavía no somos conscientes" pero que se verá en años venideros ya que los pueblos han quedado "desérticos y desamparados" de unos servicios y de una obra social sin"parangón". "Claro que sí, rotundamente", ha afirmado a la pregunta de los grupos sobre la pérdida del músculo financiero que se buscó.

Los momentos más tensos en esta comparecencia se han dado a preguntas del portavoz de Podemos en esta Comisión, Pablo Fernández, sobre los emolumentos de Del Canto en CEISS que ha apelado a su derecho de privacidad para defender que no tiene que saberlo todo el mundo y sí el Consejo de Administración que aprobó ese salario, ratificado después por la Asamblea, además del Banco de España.

En cuanto a la situación de los preferentistas, Del Canto ha sido tajante al afirmar que no han salido perjudicados a pesar de haber sufrido "una parte de debilidad" en la forma de llevar el proceso por la instalación de una serie de decretos obligatorios. "La caja lo ha perdido todo, el FROB lo ha perdido todo y ellos no lo han perdido todo, entiendo, pero yo no estuve", ha sentenciado para recordar que se intentó hacer un cambio de las preferentes por imposiciones a plazo fijo para que estuvieran tranquilos que "no se permitió". Ahora ha recomendado un "proceso de entendimiento".

Del Canto también ha sido escueto y tajante ante las preguntas del portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión, sobre una estructura de CEISS en Islas Caimán, una "herramienta para posibles emisiones preferentes o de cédulas hipotecarias" que ha justificado por ser algo generalizado en el ámbito financiero.

Para leer más