Actualizado 17/11/2012 20:50 CET

Cerca de 300 personas participan en la IV Jornada organiza por la Asociación TDA-H Palencia

PALENCIA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 300 personas han asistido a la IV Jornada organizada por la Asociación TDA-H (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) en Palencia bajo el lema 'Mirando al TDAH con optimismo. Del adolescente bien tratado al adulto realizado'.

A lo largo de la jornada se han pronunciado diferentes conferencias y ponencias, la primera de ellas la del especialista en audición y lenguaje José Ramón Gamo Rodríguez, titulada 'Otra escuela es posible. Las escuelas ecotecnológicas, la opción de futuro'.

Además de recordar de primera mano sus vivencias personas (él también es TDA-H), Gamo Rodríguez ha hecho un amplio e ilustrativo repaso a la situación de la educación, especialmente en lo que afecta a los niños que sufren este tipo de trastornos, han informado fuentes de la Asociación palentina.

Gamo ha asegurado que "actualmente la pedagogía y las políticas educativas viven de espaldas a la ciencia. Los resultados de las investigaciones científicas relacionadas con el estudio del cerebro, parecen encontrarse fuera de la órbita de la problemática pedagógica y didáctica".

En su opinión, este marco ha sido propicio para la aparición de una nueva disciplina, la neurodidáctica, que se basa en el conocimiento de los procesos que intervienen en el aprendizaje, adquisición y elaboración de los conocimientos y "centra sus intereses en diseñar un contexto pedagógico y didáctico que nos permita aprender con todo nuestro potencial a lo largo de las diferentes etapas del desarrollo".

En su extensa ponencia, José Ramón Gamo ha asegurado que esta nueva disciplina intenta configurar el aprendizaje "de la forma que mejor encaje en el desarrollo del cerebro, incorporando las tecnologías como herramientas válidas para mediar en el aprendizaje".

EXPERIENCIAS PERSONALES

Por su parte, Jaume Copons, autor y guionista de conocidas series infantiles (Los Lunnis, Barrio Sésamo o Los Algos) ha hablado de su experiencia personal como TDA-H (su padre y su abuelo también lo eran) y ha recordado que comenzó a tomarse el tema en serio cuando a su hijo le diagnosticaron a los siete años como TDA-H.

"En ese momento tomé consciencia, y de un modo u otro también recordé, lo mal que lo pasa un chaval con TDA-H, del derrumbre de la autoestima, de la tragedia que significa, a según qué edades, ser o sentirse diferente", ha asegurado Copons, quien ha añadido que sobre todo cobró "consciencia" de la "estupidez" que muchas veces rodea y descubrió "hasta qué punto el etiquetaje y el modelado negativo pueden afectar a alguien que tiene TDA-H".

Sobre el tema de las "etiquetas", Copons ha hecho especial hincapié al indicar que "quién más y quién menos utiliza un sistema de etiquetaje para clasificar a la gente, ya sea para simplificar o por pura pereza intelectual".

El problema, a su juicio, radica en el hecho de que a quién le caen encima las etiquetas negativas, como a los diagnosticados como TDA-H, "pueden quedar marcados de por vida".

Por último, Jaume Copons ha recordado que decidió apostar firmemente por la defensa de los diagnosticados como TDA-H aprovechando su poder mediático y su capacidad como guionista de series, escritor y compositor de canciones para ofrecer una visión positiva de este trastorno.

La IV Jornada 'Mirando al TDAH con optimismo. Del adolescente bien tratado al adulto realizado' ha finalizado con un extenso debate entre los asistentes que plantearon cuestiones de enorme interés a los dos ponentes.